El largo adiós de Raymond Chandler

21 febrero, 2021
Posted in BLOG, Reseñas
21 febrero, 2021 Alfonso Gutiérrez Caro

El largo adiós de Raymond Chandler

Título: El largo adiós (The Long Goodbye)

Autor: Raymond Chandler

Editorial: Debolsillo

Páginas: 448

Año: 2015 (publicación original 1953)

Género: Novela negra

Calificación: 

Sobre el autor

Hablar de Raymond Chandler (Chicago, 1888-California, 1959) es hacerlo, inevitablemente, de novela negra. No en vano es considerado uno de los padres del género (codo con codo con su contemporáneo Dashiell Hammett). Tras una vida de lo más movida que le llevó a estudiar en Inglaterra, servir en la Gran Guerra  y trabajar en el sector petrolero en California, Chandler comenzó a escribir, pasados los 45 años, relatos detectivescos para revistas pulp. Su primera novela, la mítica El sueño eterno, presentó a su no menos mítico detective Philip Marlowe, el cual se convertiría en uno de los grandes personajes de la literatura del siglo XX. El éxito y reconocimiento por sus criaturas le llevó a trabajar como guionista en Hollywood (escribió Perdición junto a Billy Wilder) y a seguir publicando obras de la serie Marlowe.

Sinopsis de El largo adiós

Philip Marlowe conoce a Terry Lennox en una noche de borrachera. Le ayuda a mantenerse en pie e incluso le permite quedarse en su casa hasta que recupera el sentido. La buena acción del día (o mejor dicho, de la noche) supone el punto de inicio de una peculiar amistad que pronto acabará con Terry muerto y Marlowe en la cárcel acusado de complicidad en el asesinato de la esposa de su amigo. Cuando sea puesto en libertad tras unos días a la sombra, Marlowe deberá recorrer las calles de Los Ángeles para tratar de esclarecer un asesinato en el que solo ve puntos negros.

Reseña de El largo adiós

Es difícil acercarse a una obra maestra y diseccionarla siguiendo un modus operandi preestablecido. Hay novelas que están más allá de todo análisis o valoración, pues suponen en sí mismas una unidad de medida, una obra de referencia con la que comparar todo lo anterior y lo posterior. Eso es lo que sucede con El largo adiós, obra cumbre de Raymond Chandler y decálogo de la novela negra clásica, el libro que reúne y en el que mejor lucen las constantes del autor estadounidense. Una novela de tal calibre que bien merece doble reseña.

El largo adiós es una carta a la amistad, al amor, a la soledad, a los rincones más oscuros del alma. Es cinismo concentrado, la ironía como forma de vida, es humo de un cigarrillo flotando en un bar grasiento, el glamour de Hollywood Boulevard, una estampa eterna de un mundo en blanco y negro. Hay malos no tan malos y buenos no tan buenos, personajes odiosos y otros altruistas, misóginos, miedos e incertidumbres, la aburrida burguesía del dinero, el despegue de una nueva era con la macro ciudad como epicentro.

La narración a lomos de Marlowe, ese alter ego solitario y descreído del propio Chandler, nos adentra en los muchos ambientes angelinos, de bares de mala muerte a lujosas mansiones de las colinas más exclusivas de la costa californiana, presentándose una buena colección de personajes (sobre todo de la alta sociedad) con más sombras que luces que acuden al detective con la vaga esperanza de recuperar aquello que perdieron en la vida.

Philip Marlowe se destapa como ese Quijote de sombrero fedora, pitillo eterno pegado a los labios y revólver calibre 32 corto guardado en el bolsillo de su americana, que transita por una sociedad que no termina de entender (a pesar de que la conoce muy bien), navegando entre miserias propias y ajenas.

Punto capital de la obra de Chandler son los magníficos y chispeantes diálogos, unas interacciones entre personajes cargadas de ironía e inteligencia que se suceden a velocidad de rayo, toma y daca, con un agudo sentido del humor como base. Junto a las precisas y (en no pocas ocasiones) ácidas descripciones, infunden a la novela un ritmo digno de elogio, acelerándose los acontecimientos en un final cargado de revelaciones y sorprendentes giros.

El largo adiós es, con mucha probabilidad, la obra que mejor define a la gran novela negra clásica americana. Una delicia oscura y sarcástica en la que el detective actúa como el cuchillo que se clava en la tarta de la sociedad, atravesando sus capas, impregnándose de sus elementos, pero nunca formando parte de ellos.

Terminemos con unas representativas líneas sobre el oficio, de la voz del propio Marlowe/Chandler:

“Nadie sabe la razón por la que sigues en este trabajo. No te haces rico, no sueles divertirte. A veces te dan una paliza, o te disparan, o te tiran en una celda. Una vez en la vida te matan. Un mes sí y otro no decides dejarlo y buscar un empleo razonable mientras todavía puedes caminar sin que te tiemble la cabeza. Entonces suena el timbre de la entrada, abres la puerta que da al recibidor y ahí tienes una nueva cara con un problema nuevo, una nueva carga de dolor y una pequeña cantidad de dinero”.

Puedes leer la reseña de El largo adiós de nuestro compañero Cristóbal Terrer aquí

Las obras de Raymond Chandler en Amazon

, ,

Alfonso Gutiérrez Caro

"Me pregunto si las estrellas se iluminan con el fin de que, algún día, cada uno pueda encontrar la suya" (El principito)

Comment (1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacta con nosotros

Si quieres solicitar información, enviar libros para ser reseñados
o concertar una entrevista contacta con nosotros