Reseña de Una ciudad flotante de Julio Verne

2 julio, 2021 Pilar Fernández Senac

Reseña de Una ciudad flotante

TÍTULO: Una ciudad flotante

AUTOR: Julio Verne

EDITORIAL: RBA Edición Especial Centenario

PÁGINAS: 172

AÑO: 1871 (fecha de publicación) 2004 (año de la edición de RBA)

GÉNERO: Novela de viajes, aventuras.

Sobre el autor

Julio Verne (Nantes, 1828-Amiens, 1905) fue uno de los grandes autores de las novelas de aventuras y ciencia ficción del siglo XIX. Destaca por su capacidad de anticipación tecnológica y social, que le ha llevado a ser considerado como uno de los padres del género de la literatura de ciencia ficción y la «moderna» novela de aventuras. Antes de ingresar a la universidad, estudió Filosofía y Retórica en el Liceo de Nantes. Posteriormente, viajó a París y se licenció en Derecho. En 1848 escribió sonetos y algunos libretos de teatro y conoció a la familia Dumas, la cual influenció mucho en sus futuras obras y le ayudó a difundirlas.

En 1849 aprobó la tesis doctoral de Derecho, pero se decidió por la escritura consiguiendo la decepción y aversión de su padre que quería que ejerciera como abogado. Verne se dedicó a la literatura pese a no contar con apoyo económico alguno, lo que minó su salud gravemente. Sus primeras obras no tuvieron mucho éxito, fue a partir de 1850 cuando comenzó a publicar y trabajar en el teatro gracias a la ayuda de Alejandro Dumas. Sin embargo, es con su viaje de 1859 a Escocia que Verne inicia un nuevo camino gracias a su serie de los Viajes extraordinarios, de los que destaca Cinco semanas en globo o La vuelta al mundo en 80 días. El éxito de sus novelas fue en aumento y con el apoyo de su amigo y editor Hetzel tuvo grandes ventas. Era un auténtico adicto al trabajo, pasaba días y días escribiendo y revisando textos.

Sinopsis

Elena Hodges, antigua prometida del capitán Fabián MacElwin, viaja e el transatlántico Great Eastern, con destino a Nueva York, junto a su marido, Harry Drake, a quien detesta. A bordo del buque también se halla Fabián, quien descubre que la mujer que ama ha perdido el juicio. La casualidad hace que ambos hombres se encuentren y se enfrenten en un duelo que tendrá un desenlace inesperado.

Mi opinión de Una ciudad flotante

Leer a Julio Verne es saber que vas a gozar de un buen rato, su manera de ver el mundo y de entenderlo más allá de lo que los demás veían, es algo que se impregna es sus obras, incluida en esta Ciudad Flotante. Sin embargo, debo decir que, quizá, esta no es de sus mejores obras. Los primeros capítulos son una incesante descripción de Great Eastern, el gran buque que en u protagonista más en estas páginas. Para mi gusto, la acción tarda demasiado tiempo en comenzar y, si no entiendes demasiado de barcos y su lenguaje, debes tener un diccionario a mano.

Investigando sobre la novela, he descubierto que el enorme buque sobre el cual ocurre toda la trama existió de verdad, y que, el propio Julio Verne realizó un viaje en él junto con su hermano, de Liverpool a Nueva York, donde no dejó de tomar notas. Hacer este viaje no solo tenía que ver con la posibilidad de obtener ideas que plasmar en el papel, sino que también era debido a la enorme curiosidad del autor, que lo había visto en un par de ocasiones y deseaba conocer de primera mano como era navegar en un mastodonte de ese tipo. Si os apetece saber más sobre este buque icono de su época os dejo un enlace muy interesante Así fue el gigante SS Great Eastern de 4000 pasajeros (cruceroadicto.com)

La historia real del trasatlántico está llena de sucesos, algunos trágicos, que le llevaron a enarbolar la bandera de la mala suerte, dato que Verne ha utilizado en la novela, donde narra alguno de esos sucesos y donde, encontrarse un fantasma recorriendo sus puentes, no parecía imposible. La novela está narrada en primera persona, quizá por el propio autor como recuerdo de sus viajes, y se rodea de varios personajes que hacen su recorrido por el Atlántico mucho más entretenido. Pero para mí, y también para el propio autor, pues lo dota de una gran voz en el desarrollo de la historia, hay uno que destaca sobre los demás, el doctor Dean Pitferge. Personaje de un afilado sentido del humor, cargado de ironía y conocedor de la mayoría de los ocupantes del navío y de sus ocupaciones y secretos. Como ejemplo este trocito de dialogo entre el susodicho y el narrador:

«—Aún no hemos llegado al fin —me dijo—. Pronto ocurrirá alguna desgracia.

—A nosotros?

—Al buque, que es lo mismo.

—Si habla en serio, ¿por qué se embarcó?

—¡Porque tengo ganas de saber a qué sabe un naufragio! —dijo el doctor con la mayor formalidad».

Lo largo de las dos semanas que dura el viaje, vivimos acontecimientos de todo tipo, tormentas que destrozan todo a su paso, reuniones sociales que no envidian nada a las de Londres, apuestas, representaciones teatrales, servicios religiosos y hasta carreras de caballos. Los animales fueron sustituidos por pasajeros de a bordo, pero las apuestas y el ambiente era el mismo que si de un hipódromo se tratase.

«Entre los corredores, dos habían llamado particularmente la atención. Uno de ellos era un hombrecillo flaco, avispado, ancho de pecho. El otro, mocetón bien plantado, largo como un caballo de carreras».

Entre todo esto, la aparición de un fantasma, la depresión de un pasajero amigo, un tipo abusón con derecho a todo, y las peripecias para evitar que todos ellos se encuentren a bordo, nos lleva a la historia de un amor truncado que tendréis que leer para saber cómo acaba.

En definitiva, Una Ciudad Flotante es tal vez una de las novelas menos arriesgadas del novelista francés, no sé si que apareciera en un inicio en fascículos tiene algo que ver. Sin embargo, no decepciona. En sus páginas es reconocible el amor de Verne por la tecnología y por el mar, y se rodea de personajes que le dan el contrapunto y que te arrancan una sonrisa más de una vez.

El mes de julio se ha convertido en El Quinto Libro en el mes de los clásicos, así que, os dejo un enlace por si os queréis pasar por la reseña del julio pasado, donde me atreví con la gran Virginia Woolf y su maravillosa novela Las olas. Reseña de Las olas de Virginia Woolf | El Quinto Libro

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacta con nosotros

Si quieres solicitar información, enviar libros para ser reseñados
o concertar una entrevista contacta con nosotros