Reseña de La buena suerte

22 marzo, 2021
Posted in BLOG, Reseñas
22 marzo, 2021 Pilar Fernández Senac

La buena suerte de Rosa Montero

TITULO: La buena suerte

AUTORA: Rosa Montero

EDITORIAL: Alfaguara

PÁGINAS: 328

AÑO: 2020

GÉNERO: Novela

Sobre la autora

Rosa Montero nació en Madrid y estudió periodismo y psicología. Colaboró con grupos de teatro independiente, como Canon o Tábano, a la vez que empezaba a publicar en diversos medios informativos (Fotogramas, Pueblo, Posible).

Desde finales de 1976 trabaja de manera exclusiva para el diario El País, en el que fue redactora jefa del suplemento dominical durante 1980-1981.

En 1978 ganó el Premio Mundo de Entrevistas, en 1980 el Premio Nacional de Periodismo para reportajes y artículos literarios y en 2005 el Premio de la Asociación de la Prensa de Madrid a toda una vida profesional.

Ha publicado las novelas: Crónica del desamor (1979), La función Delta (1981), Te trataré como a una reina (1983), Amado Amo (1988), Temblor (1990), Bella y Oscura (1993), La hija del caníbalEl corazón del Tártaro (2001), La Loca de la casa (2003), Historia del rey transparente (2005), Instrucciones para salvar el mundo (2008), Lágrimas en la lluvia (marzo 2011), La ridícula idea de no volver a verte (2013), El peso del corazón (2015), La carne (2016), Los tiempos del odio (2018) y La buena suerte (2020).

Si quieres conocer más sobre esta gran escritora y periodista solo tienes que pasarte por su página web (Rosamontero.es), además, es muy activa en su perfil de Twitter.

Sinopsis La buena suerte

«La alegría es un hábito.»

¿Qué impulsa a un hombre a bajarse anticipadamente de un tren y ocultarse en un pueblo de mala muerte? ¿Quiere recomenzar su vida o pretende acabar con ella? Tal vez esté huyendo de alguien, o de algo, o incluso de sí mismo, y el destino le ha traído a Pozonegro, un antiguo centro hullero que ahora agoniza. Por delante de su casa pasan trenes que pueden ser salvación o condena, mientras los perseguidores estrechan el cerco. La perdición parece estar más próxima cada día.

Pero este hombre, Pablo, también conoce gente en aquel lugar maldito, como la luminosa, incompleta y algo chiflada Raluca, que pinta cuadros de caballos y tiene un secreto. Allí todos arrastran algún secreto, algunos más oscuros y peligrosos que otros. Y algunos simplemente ridículos. También hay humor en ese pueblo triste, porque la vida tiene mucho de comedia. Y gente que finge ser quien no es, o que oculta lo que planea. Es el gran juego de las falsedades.

Un mecanismo de intriga hipnotizante desvela poco a poco el misterio de ese hombre, y al hacerlo nos muestra el interior de lo que somos, una radiografía de los anhelos humanos: el miedo y la serenidad, la culpa y la redención, el odio y el deseo. Esta novela habla del Bien y del Mal, y de cómo, pese a todo, el Bien predomina. Es una historia de amor, de amor tierno y febril entre Raluca y el protagonista, pero también de amor por la vida. Porque después de cada derrota puede haber un nuevo comienzo, y porque la suerte sólo es buena si decidimos que lo sea.

Ejemplar cortesía de: Casadellibro.com

Mi opinión

Para mí, leer a Rosa Montero es hacer una apuesta segura. No solo por su capacidad de inventar historias y darles formas magistralmente, sino por lograr que se queden remoloneando por tu cabeza mucho tiempo después de haber concluido su lectura. Por eso, no dudé en hacerme con su nueva novela nada más salir y, aunque estaba deseando ponerme con ella, las lecturas acumuladas me impidieron hacerlo hasta ahora.

¿Qué decir de «La Buena Suerte»? La sinopsis dice lo suficiente para presentar la historia, ya nos habla de Pablo, el eje conductor de la trama, y nos menciona a Raluca, el personaje estrella, para mí, de toda la novela.

Tenemos una novela de personajes. Personajes perseguidos por dilemas morales; a los que la culpa impide caminar como debieran; que dejan todo atrás para empezar, no de cero, sino fingiendo estar en otra parte, en otro cuerpo; gente que ha ido viviendo lo mejor que sabe con las cartas que la vida le repartió; personajes que pueden sonreír y hacer posible que lo hagan los demás a pesar de todo. Personajes que se dejan arrastrar por el lado más oscuro de la vida porque no tienen otra opción, eso dicen, personajes que no saben o no quieren dejar atrás lo que son.

«Ser otro es un alivio. Escapar de la propia vida. Destruir lo hecho. Lo mal hecho. Si tan sólo pudiera formatear su memoria y empezar de cero».

Es una obra sobre el Bien y el Mal, así en mayúsculas. Ese Bien y ese Mal del que somos responsables, a los que tenemos el poder de otorgarle la fuerza y el poder de las mayúsculas. Esa dualidad inherente a los actos que reprimimos, o que no evitamos, a los silencios de girar la mirada cuando no somos capaces de tender una mano. Y también a lo que sucede cuando nos atrevemos a ver al otro, a ver más allá de las paredes y del miedo de otros.

«(…) No, en lo que se divide de verdad la humanidad es entre buena y mala gente. Entre las personas que son capaces de ponerse en el lugar de los otros y sufrir con ellos y alegrarse con ellos, y los hijos de puta que sólo que buscan su propio beneficio, que sólo saben mirarse la barriga (…)».

No negaré que ha habido algunas páginas que me removieron mucho por dentro, y es que, Rosa Montero, narra hechos que pueden ser conocidos por algunos de nosotros, porque son reales, y que nos muestran el verdadero Mal, ese que, por desgracia, sabemos que existe, esa oscura y densa sombra que recubre a algunos seres que se hacen llamar también humanos pero que carecen de toda humanidad. Y para mí, toparme con esa realidad, me inquieta, me aterroriza y me da un golpe tan certero que el escalofrío rápido y espeluznante es inevitable.

Sin embargo, para compensar, tenemos a Raluca, una mujer maravillosa, un personaje que amas desde el momento uno, porque, simplemente, es inevitable no hacerlo. Como contraste a todo ese mal que sabemos que se esconde entre nosotros, también es esperanzador saber que hay gente como ella, porque la hay. A Raluca la vida no se lo ha puesto fácil, ni mucho menos, y tiene cicatrices en el alma y en la piel para demostrarlo, pero lo extraordinario es ir averiguando el poder que ella le ha dado a todo eso conforme avanzamos en la lectura. Tener a una Raluca en tu vida es contar con una nueva perspectiva del mundo, incluso del mundo más feo, es saber que no hay excusas para no hacer el bien, para no ser buena persona, salvo que no quieras serlo. Es una perspectiva maravillosa.

«Y yo que me creí que esta vez sí. Que esta vez podría funcionar. Abrazarme por la noche y saber que no estaré sola nunca más. Querer y que te quieran, esa cosa tan bonita y tan sencilla que otras personas consiguen, pero yo no»

A lo largo de la novela se van intercalando capítulos desde la visión de diferentes personajes, lo que hace que tengamos una mirada más amplia de todo lo que está pasando, lo que les está pasando. Son cortos, algunos de poco más de una página, escritos con un lenguaje directo y ágil, lo que hace que la novela no se haga pesada. Todo eso, junto con la intriga de descubrir que ocurrirá en el pequeño y moribundo Pozonegro, hacen que la novela vuele entre tus manos.

En resumen, si te gustan las buenas historias, esas que te intrigan, de las que te llevan de la mano con ansia, esas que se quedan contigo tras el punto final, las que te remueven y te hacen pensar, no debes dejar de leer La buena Suerte. Porque la suerte es una cuestión de perspectiva ¿no crees?, de ver el vaso medio lleno en vez de medio vacío. Y encima, Rosa Montero no reniega a la tilde del «sólo» no sé qué más puedes pedir…

, ,

Comments (2)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacta con nosotros

Si quieres solicitar información, enviar libros para ser reseñados
o concertar una entrevista contacta con nosotros