Reseña de Tus pasos en la escalera

28 junio, 2021
Posted in BLOG, Reseñas
28 junio, 2021 Cristóbal Terrer Mota

Tus pasos en la escalera de Antonio Muñoz Molina

Título: Tus pasos en la escalera

Autor: Antonio Muñoz Molina

Editorial: Seix Barral

Año: 2019

Páginas: 320 páginas pare reconocerse a uno mismo

Calificación: 

Sinopsis de Tus pasos en la escalera

Un hombre anticipa con ilusión el momento de reunirse con su esposa mientras ultima los preparativos de su nuevo hogar en Lisboa. Atrás queda una etapa de sus vidas en Nueva York marcada por el indeleble recuerdo del 11-S. Él se adelanta con la mudanza mientras Cecilia organiza el traslado de su proyecto científico sobre los mecanismos neuronales que rigen la memoria y el miedo.
Un tranquilo barrio de Lisboa ofrece la promesa de un futuro que él se esmera en preparar con minucioso detalle. Pero incluso el refugio buscado y la rutina más apacible pueden resultar desconcertantes cuando la sospecha de una amenaza incierta altera su espera.
  Tus pasos en la escalera es una novela de suspense psicológico en la que la memoria, la razón y el miedo son los elementos que determinan la realidad tangible. Sutil y progresivamente Antonio Muñoz Molina muestra que sometida a la lente de un microscopio, la realidad desvela fisuras que pueden derrumbar lo que con tanto cuidado nos hemos contado sobre nuestras vidas.

¿Estamos solos?

No existe algo más perturbador que la soledad no escogida. Esa que se alimenta de tormentos y recuerdos, ensoñaciones que confunden la realidad y que pintan de color los tiempos pasados, los cuales ya no nos parecen tan grises; como los retazos de fotografías tomadas hace mucho tiempo, en blanco y negro y con esa pátina de grano de película. El pasado proyectado como si se tratase de una película de la que no estamos seguros haber vivido.

Tus pasos en la escalera coquetea con varios géneros. Para los conocedores de la vida y obra de Antonio Muñoz Molina, la novela les parecerá un destacable ejercicio de autoficción, con ese puente místico que el autor siempre tiende entre Estados Unidos y Portugal. Para otros, el relato puede tener incluso tintes de distopía: una pareja de enamorados decide emprender un último viaje hacia el refugio capaz de defender con orgullo los que podrían ser sus últimos días en la Tierra. Cambio climático, el 11-S, la crisis financiera de 2009, son ecos que retumban en la mente del protagonista, desconocedor a esas alturas de a lo que tendríamos que enfrentarnos en 2020 con la pandemia.

No por el mero gusto de querer etiquetar una obra inclasificable —prefiero huir de etiquetas de cualquier tipo—, pero, para ayudar al lector de estas líneas, podría decir que quizás, la novela es un thriller psicológico desolador: un pulso contra uno mismo, mantenido con fiereza y la determinación de un neurótico compulsivo que lucha por desenmarañar las trampas que le está proponiendo su mente, entrenada durante años para vivir sumida en los recuerdos y la melancolía. El drama viene cuando esa mente no es capaz de discernir entre la realidad y los deseos, la historia y los anhelos.

La angustia se va apoderando del protagonista, inundando las paredes de ese cobijo que es su casa de Lisboa. La rutina como único camino hacia la cordura. Las dudas, las inseguridades y los miedos más primarios acechan desde detrás de cada  estancia. Solo el contacto con elementos externos (como la fiel perra Luria y ese manitas que tiene solución para —casi— todos los problemas) es el único contrapunto que se permite el autor para mantener al protagonista (y al lector) anclado en la esperanza y la paz.

Recuerdo esa época en la que solo leía novela negra (¿o tal vez era thriller nórdico?), creo recordar que era allá por el año 2016. Los protagonistas siempre se encontraban atrapados por las condiciones climáticas de su entorno. La nieve (¿o era lluvia?) colaboraba en asfixiar al protagonista, devastado por una investigación policial que parecía no tener fin. Ahora mismo no recuerdo si el detective salía airoso y lograba atrapar al asesino. En cualquier caso, fue hace un tiempo, o quizás fue hace poco, cuando comencé a descubrir nuevos géneros y autores: David Trueba, Sara Mesa, Isaac Rosa, Luis Landero; y alguno más que ahora mismo no logro recordar. ¿Cómo era aquel autor neoyorkino que escribió Leviatán? Lo que creo… La lectura es… Los libros son el mejor vehículo para asomarnos a la mente humana, de maravillarnos y sucumbir al encanto de la imaginación.

Pero, ¿qué sucede cuando el último bastión de la memoria se desmorona bajo tus pies? ¿Eres tú o son sus pasos en la escalera?

Puedes leer todas mis reseñas en la sección: Reseñas de Cristóbal Terrer Mota.

, , , ,

Cristóbal Terrer Mota

Autor de la novela Cameron (Malbec Ediciones). Responsable del blog sobre series extranjeras Seriemaniac.com. Apasionado del cine, las series y la fotografía. La playa, viajar y la lectura son sus grandes pasiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacta con nosotros

Si quieres solicitar información, enviar libros para ser reseñados
o concertar una entrevista contacta con nosotros