Reseña de Antes mueren los que no aman

30 agosto, 2020
Posted in BLOG, Reseñas
30 agosto, 2020 Cristóbal Terrer Mota

Antes mueren los que no aman de Inés Plana

Finalista Premio Novela Cartagena Negra 2020

Obra: Antes mueren los que no aman

Autor: Inés Plana Giné

País: España

Editorial: Espasa

Año: 2019

Páginas: 512 páginas de supervivencia vibrante

Género: Noir


Inés Plana

Inés Plana nació en Barbastro (Huesca). Es licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona y desde el principio desarrolló su carrera profesional en Madrid.

Ha trabajado en diversos medios de prensa escrita y, en el terreno editorial, ha creado y coordinado distintas colecciones de títulos relacionados con la divulgación de la historia y el arte. Actualmente es directora del periódico-magacín Vivir Bien, en la Comunidad de Madrid.

Sinopsis de Antes mueren los que no aman

En las Navidades de 2009, con un país aplastado por la crisis, una funcionaria de la Seguridad Social muere al ser empujada violentamente contra una cristalera. Quien lo hace es una joven que huye del lugar sin dejar rastro. Este es el caso que investiga Julián Tresser, teniente de la Policía Judicial de la Guardia Civil, cuando surge la primera pista fiable sobre el paradero de Luba, una chiquilla de doce años que desapareció misteriosamente dos años atrás.

Desde entonces, Tresser ha buscado desesperadamente a esa niña que no es su hija pero que debería serlo. No imagina que la pequeña ha escapado del sórdido mundo de la prostitución en la que la habían confinado. El azar la lleva a esconderse en una casa en un pueblo perdido donde dos mujeres parecen ocultar un secreto inconfesable que podría arruinarles la vida. Luba debería pedirles ayuda, puesto llega herida hasta allí, pero los abusos que ha sufrido le impiden confiar en nadie. Esas circunstancias, caprichosas y crueles, no se lo van a poner fácil al teniente, pues, a la vez que busca a la niña, deberá elegir entre la responsabilidad que conlleva su oficio y la fuerza de los vínculos de sangre.

Tras el éxito de Morir no es lo que más duele, Inés Plana sumerge al lector en una trama vertiginosa por la que transitan personajes atormentados y complejos y en donde el teniente Tresser se someterá a un dilema moral que pondrá a prueba sus convicciones.

Radiografía de una crisis moral

Durante una entrevista a Benjamin Black, autor que se arriesgó a rescatar al detective Phillipe Marlowe en la interesante novela La rubia de los ojos negros, el autor tuvo la ocasión de disertar sobre el género negro que tanto me apasiona. En una frase que me hizo replantearme muchas cosas, el escritor expresó que algún día le gustaría escribir una novela negra en la que no sucediera ningún asesinato.

Con tal afirmación, ponía de manifiesto el carácter poliédrico de un género que durante mucho tiempo fue injustamente denostado, pero que se impone como una herramienta fundamental para hablar de muchísimas cosas: coyuntura económica, política, sociedad; un vehículo para tomar el pulso sobre una serie de temas que preocupan al autor, y también al lector.

Por supuesto, todo con una pátina de misterio y procedimiento policial que tanto atrae a ese reverso oscuro y morboso que todos tenemos, y que, si me permiten, es de recibo alimentar con una buena dosis de ficción. Una oportunidad única de asomarnos, desde la seguridad de nuestra casa, a los sórdidos mundos del crimen organizado, la trata de blancas, los entresijos de las fuerzas del orden, el juego: lugares decadentes y deleznables que todos queremos visitar, aunque sea como turistas protegidos por la seguridad del negro sobre blanco.

Aunque pensándolo bien, en Antes mueren los que no aman sí hay crímenes, pero desde luego no son lo más importante de esta novela coral (continuación de la anterior Morir no es lo que más duele), la cual disecciona, con la precisión del mejor cirujano, un momento importante de nuestro país: el año 2009, una época en la que la crisis comienza a ser algo más que un simple cuento de viejas, el lobo existe y ha venido para quedarse, para devorar a Pedro y a todos nosotros.

Una época convulsa, de contrastes y cambios. Los ecos de las bombas de ETA agonizan por mantener alerta a toda una sociedad atemorizada, que todavía no ha sabido cicatrizar las heridas de un país que vivía bajo el influjo del terror. El paro y la delincuencia se abren paso, creando una generación pérdida que nunca más podrá llegar a gozar de los privilegios de sus padres.

Claro que la autora desconocía que una pandemia mundial pondría en jaque todo el status quo de una mal llamada sociedad del bienestar. Si alguien se lo hubiera contado, quizá este 2020 hubiera sido una muy buena época para colocar a sus personajes y reflexionar sobre los temas que se tratan en esta novela.

Porque, más allá de los crímenes —repito, que los hay—, la novela es una reflexión profunda y pormenorizada de un momento muy concreto y del estado de ánimo de unos personajes que parecen destinados a chocar de frente contra un muro impasible.

Llamativo es el caso de la joven Mae, una chica cuya vida se ve fagocitada por un sistema que puede con todo, y cuya única preocupación es la de mantener las apariencias, ofreciendo una visión sesgada y falsa de su vida, algo que puede parecer inverosímil pero que se ha convertido en una constante durante la tiránica dictadura de los likes y la búsqueda incesante de alimentar el ego. ¡Cuánto daño han hecho los desayunos con aguacate en Instagram y otras redes sociales!

Antes mueren los que no aman parece el título de alguna nueva entrega de la saga Millenium. Algo de parecido guarda con aquellas novelas que llegaron del frío para radiografiarnos las penurias de la supuesta perfección de las sociedades nórdicas, capaces de sepultar bajo la nieve la infelicidad de una sociedad individualista que casi roza la locura.

Los personajes de esta novela se encuentran perdidos, en busca de redención. Una historia de segundas oportunidades que no siempre alcanzarán los protagonistas. Sin grandes aspavientos, ni giros increíbles, la autora consigue construir una novela muy interesante que deja en mal lugar a esos hombres que no aman a las mujeres, pero es que las mujeres no necesitan ser defendidas —ni amadas—, ellas solas se valen para luchar y salir a flote, atravesando todo tipo de penurias y dejando, ya de paso, a algún príncipe azul con cara de rana.

, , ,

Cristóbal Terrer Mota

Autor de la novela Cameron (Malbec Ediciones). Responsable del blog sobre series extranjeras Seriemaniac.com. Apasionado del cine, las series y la fotografía. La playa, viajar y la lectura son sus grandes pasiones.

Comment (1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacta con nosotros

Si quieres solicitar información, enviar libros para ser reseñados
o concertar una entrevista contacta con nosotros