Reseña de NADA SE OPONE A LA NOCHE de DELPHINE DE VIGAN

7 marzo, 2022
7 marzo, 2022 María Belmar

Mes de la mujer: DELPHINE DE VIGAN

Mes de las escritoras

Durante este mes de marzo rendimos un homenaje a las escritoras. Desde el respeto y atendiendo a la calidad de sus obras. Nada más. Una excusa para reseñar novelas interesantes y que, ya de paso, han sido escritas por mujeres.

Puedes leer todas las reseñas en nuestra nueva sección: Mes de la mujer en El quinto libro.

Sinopsis de Nada se opone a la noche

Tras encontrar a su madre Lucile muerta en misteriosas circunstancias, Delphine de Vigan se decide a hacer una investigación sobre la vida de su madre a través de sus recuerdos y de otros materiales que conserva (como cintas de casete, fotografías, conversaciones y entrevistas con sus hermanos), para poder comprender su historia, su trágica muerte y servirle también de duelo. Irán trasluciendo de esta manera recuerdos de la infancia y secretos oscuros para crear al mismo tiempo una reflexión sobre la verdad oculta, conjunta a una escritura de realidad de un nivel muy personal y elevado.

Nos encontramos así ante una crónica sobrecogedora familiar en el París de los años cincuenta, sesenta y setenta donde la escritora destapa misterios íntimos que la ayudarán a comprender el porqué de un final de su madre así, ante una visión retrospectiva y una memoria fugaz del pasado.

PURA, AUTÉNTICA, CRUDA. Mi opinión sobre Nada e opone a la noche

Si me pidieran decir dos cosas sin pensarlas mucho sobre esta novela diría rápidamente: una, que es una novela pura, cruda y auténtica. La otra que es una novela inteligentemente escrita y de una narrativa dinámica.

Es una novela dura y cruda porque D. De Vigan hace un testimonio muy íntimo de su infancia  mostrando en ciertos momentos una angustia vital a través de recuerdos e imágenes de su madre con trastorno bipolar que la llevan a veces a querer abandonar la escritura de esta obra, que empieza primeramente con una intención de  comprensión y desahogo, pero que la va llevando a caminos tenebrosos de la memoria para los que no sabe si está preparada.

A través de las conversaciones de los recuerdos con sus hermanos, de las cintas de grabación de su padre George, de las fotos que encuentra en una caja, va rememorando sucesiones de hechos que se hacen incómodos y turbios, y se cuestiona hasta qué punto debe abandonar la narración y la idea de este libro.

Puedes leer más reseñas de María Belmar haciendo clic en el enlace. 

De tal modo que llevarle a hablar sobre la muerte de su madre Lucile y desgranar todos sus secretos y el motivo de su final, pasa de la necesidad imperiosa de hacerlo, a cuestionarse casi constantemente si  está preparada para hacerlo, y  no poder en ocasiones ni nombrar su suicidio:

“¿tenía yo necesidad de escribir eso? A lo que, sin dudarlo, respondí que no. Necesitaba escribir y no podía escribir otra cosa, nada más que eso.”

Es tal el tabú que la mantiene dudosa y  estancada de hablar y relatar lo que llevó a su madre a la forma de su muerte, que mientras escribe toma conciencia y se convence de que es la única manera de cerrar heridas abiertas muchos años atrás y, recuperar con esta novela familiar un camino de superación de traumas, conflictos y duelo.

“Cuando me encuentro con los lectores, en las bibliotecas, las librerías o los colegios, a menudo me preguntan por qué escribo. Escribo por el 31de enero de 1980.

El origen de la escritura se sitúa allí, lo sé de forma confusa, en esas pocas horas que cambiaron nuestras vidas, en los días que las precedieron y el tiempo de aislamiento que siguió”.

Cuando digo que es una escritura inteligente y dinámica, es porque pocos  escritores relatan y narran no-ficción de una manera tan elegante y tan atractiva, a pesar de que el contenido de la historia no sea un tema poco liviano como este, sobre la muerte y el sufrimiento de los familiares con problemas psiquiátricos.

D. de Vigan no te arrastra como otros al pesimismo y te carga con su peso, sino que su contenido y su narración fluyen sin asperezas, sin estragos ni agotamiento. Sabe cómo contar sus historias reales y no hacerlo de  manera común. Hace tiempo leí un artículo en el que decía que su escritura se asemejaba en esta obra y en Días sin hambre a su compatriota Emmanuel Carrère.

En esta novela, Delphine de Vigan destripa con un inicio impactante y abrumador la muerte de su madre y nos desvela de una forma confidencial otros asuntos oscuros como suicidios e incestos familiares, para servir con esta obra un homenaje a su madre y una terapia que le ayude a ella a avanzar a través de la escritura.

“mi madre estaba azul, de un azul pálido mezclado con ceniza, las manos extrañamente más oscuras que el rostro, cuando la encontré en su casa esa mañana de enero. Las manos como manchadas de tinta en los nudillos de las falanges. Mi madre llevaba varios días muerta”.

Desde este comienzo hasta el retroceso de la infancia de su madre, una niña lista, guapa y tranquila navega la autora en acontecimientos trágicos pero no con exceso de dramatismo, para comprender con  el paso del tiempo qué le pasó para convertirse en otra persona hasta llegar al fondo del asunto, y es en esto en lo que inmiscuye a lector que la quiere acompañar hasta el final de la verdad.

La escritura de esta autora aunque esté marcada por momentos dramáticos, es sensible, honesta e intensa. Es triste, delicada y a la vez hermosa.

Sobre la autora, Delphine de Vigan

Escritora francesa nacida en Boulogne-Billancourt en 1966.  Su primera novela sema-autobiográfica fue Días sin hambre (2001), donde relata su experiencia con la anorexia. Su primer éxito fue No y yo (2007) que ganó el Premio Rotary International en 2009, así como el prestigioso premio francés Prix des libraires y de la que se llevó a cabo una adaptación cinematográfica en 2010.

En 2011 escribió la novela que hoy presentamos Nada se opone a la noche, una historia familiar y desgarradora basada en hechos reales, que ganó varios premios como Premio de Novela Fnac, el Premio de Novela de las Televisiones Francesas, el Premio Renaudot de los Institutos de Francia, el Gran Premio de la Heroína Madame Figaro y el Gran Premio de las Lectoras de Elle.

Después de esta novela, también ha obtenido reconocimientos por sus obras posteriores como Las Lealtades (2018), Las gratitudes (2019).

Ficha Técnica de Nada se opone a la noche

TITULO: Nada se opone a la noche

AUTOR: Delphine de Vigan

TRADUCCIÓN: Juan Carlos Durán

EDITORIAL: Anagrama

PÁGINAS: 376 (octava edición “compactos” Anagrama)

AÑO: 2012 (octava edición 2021)

GÉNERO: Novela autobiográfica. Extranjera y contemporánea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacta con nosotros

Si quieres solicitar información, enviar libros para ser reseñados
o concertar una entrevista contacta con nosotros