Reseña de El mar

4 octubre, 2021
Posted in BLOG, Reseñas
4 octubre, 2021 María Belmar

Reseña de El mar, de John Banville

Datos publicación

TITULO: El mar
AUTOR: John Banville
EDITORIAL: Alfaguara
PÁGINAS: 208
AÑO: 2019
GÉNERO: Novela extranjera, ficción.

Sobre el autor

John Banville (Wexford, Irlanda, 8 de diciembre de 1945) es un novelista y escritor irlandés, ganador del  Premio Booker en 2005. También es guionista, dramaturgo, crítico literario y periodista (colaborador habitual de The New York Review of Books ), y ha trabajado como editor de The Iris Times.

Publicó su primer libro en 1970, una recopilación de relatos titulada Long Lankin. Después un año más tarde, publicó su primera novela Nightspawn  a las que le siguieron Birchwood (1973), la llamada Trilogía de las revoluciones (1976), Kepler (1981) y La carta de Newton (1982), y cerca de una docena de novelas más, entre las que destacan El libro de las pruebas (1989), finalista del Premio Booker.

En 2005  El mar, novela que hoy comentamos, le otorgó por fin el Premio Man booker que perseguía y fue consagrada por el Irish Book Award como mejor novela del año y obtuvo las reseñas más entusiastas. Desde 2006 escribe bajo el pseudónimo de Benjamin Black las obras que publica del género de novela negra; su primer libro en este aspecto es El secreto de Christine a las que le han seguido muchas otras.

En 2011 recibió el prestigioso Premio Franz Kafka, considerado por muchos como la antesala del Premio Nobel, y en 2013 fue galardonado con el Premio Austriaco de Literatura Europea, y, en España, con el Premio Leteo y el Premio Liber. En 2014, J. Banville recibió también el Premio Príncipe de Asturias de las Letras. Es conocido por el estilo preciso de su prosa. Dicen que su ingenio y su humor negro muestran la influencia de Nabokob, y ha sido también comparado con Henry James en su novela La Señora Osmond (Alfaguara, 2018).

 

Sinopsis de El mar

Max Morden, historiador de arte, vuelve al pueblo costero donde de niño pasaba sus vacaciones. Allí conoció a los Grace, una familia acomodada y distinta entre la gente de allí y en la que él se sentía cómodo. Un verano, descubrió el poder transfigurador del amor, y también la tragedia. Mientras huye de la pena por la muerte de su esposa, se sumerge en ese pasado que late en su interior «como un segundo corazón».

Mi opinión de El mar

Nunca había leído a John Banville. Sí había oído hablar bastante de él, sobre todo de sus novelas inclinadas en su otro género, en el que escribe bajo el pseudónimo de Benjamin Black (a veces curiosamente, lo más reciente nos da a conocer o despertar cosas que sucedieron y existieron antes). Bien, el libro cayó en mis manos el año pasado como regalo de un amigo mío por mi cumpleaños, pero confieso que lo había mantenido en la estantería de mi biblioteca algunos meses para dar prioridad a otros, hasta que desconociendo la razón le llega su momento, como a todo.

El libro está estructurado solo en dos capítulos. Escrito en primera persona, Max Morden el protagonista, se confiesa con nosotros a modo de diario y hace una reflexión sugiriendo una introspección propia, al mismo tiempo que nos presenta la peculiar familia Grace —con la que pasaba los veranos—: Carlo (marido), Connie (esposa por la que él de niño se siente atraído), Rose (la institutriz) y los gemelos Chloe y Myles, y nos relata sus peripecias de niño con ellos.

Lo que hace especial esta historia es la forma con la que John Banville redacta y enlaza dos historias que conectan entre sí no por los hechos, ni el tiempo—bien distanciados— sino por el profundo psicoanálisis indirecto que realiza al contar recuerdos: los de un pasado con esa familia, y los de un pasado muy reciente que se convierte constantemente en presente: la cercana muerte de su mujer, y que lo involucra a él mismo en una valoración individual y de inseguridad hacia su persona y, al mismo tiempo para comprender hechos que quedaron olvidados o estancados por alguna razón.

“Estar aquí no es más que una manera de no estar en otra parte”.

De este modo, el protagonista— y el lector a la vez— entenderá quizá la razón por la que a veces hechos cercanos y trágicos, nos llevan inesperadamente a buscar en nuestra memoria y recovecos más profundos a revivir un pasado “feliz” como vehículo de distracción para afrontar un presente triste, desagradable y doloroso, hasta que al final volver allí y volver aquí tiene una intencionalidad inconsciente con puntos conexos y pendientes de resolver.

“Hay momentos en que el pasado posee una fuerza tan poderosa que parece que podría aniquilarte”.

Así con un tono inflexivo y nostálgico, J. Banville va atando recuerdos en el tiempo por líneas y párrafos —no por capítulos o distintas páginas en otros autores— con escenas minuciosas y detalladas, con una fluidez exquisita y una desenvoltura fresca y hábil, y las va entrecruzando sin descolocar al lector y sin que pierda el punto en el que se había quedado, es decir, la imagen retornada de lo que contaba; y las facilita con recurrentes metáforas para expresar el ambiente o su estado. De esta forma trata el autor temas como duelo, muerte, anhelos, dolor y dudas; niñez, adolescencia, descubrimientos y revelaciones.

Es verdad, que al principio me pareció una narración con un ritmo lento, pausado, demasiado meticuloso en descripciones —no sé cómo será Banville en otras novelas, habrá que descubrirlo—, pero si el lector acaba entendiendo el diario enternecedor que escribe Max Morden como personaje, sabrá que no podría hacerse de otra manera.

Si quieres leer más de mis otras reseñas visita mi sección reseñas de María Belmar 

Mi reflexión sobre El mar

¿Y si el mar es quietud, paz y calma?, ¿y si el mar es horizonte, infinito?, ¿y si el mar es alegría?, ¿y si el mar es nostalgia?, ¿y si el mar simplemente nos trae o nos devuelve la conexión que tenemos con él para darnos una respuesta en cada momento? Lo que está claro es que el mar nunca está parado, sus movimientos oscilan y se adentran en nosotros para golpearnos, despertarnos, envolvernos e introducirnos con ellos. Con el mar recibimos y nos llevamos cosas. Al final de este libro, descubrirás por qué El mar.

En 2013, esta novela llegó a los cines teniendo como guionista a su propio autor. Echarle un vistazo al tráiler aunque os parezca una película como la novela es melancólica, pero con un profundo y rotundo mensaje.

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacta con nosotros

Si quieres solicitar información, enviar libros para ser reseñados
o concertar una entrevista contacta con nosotros