Reseña de Aldebarán

7 diciembre, 2020
Posted in BLOG, Reseñas
7 diciembre, 2020 Víctor M. Mirete Ramallo

Reseña de la novela Aldebarán, de Esteban marino

Datos publicación

Titulo: Aldebarán

Autor: Esteban Marino

Editorial: independiente

Año: 2020

Paginas: 471

Género: thriller

Valoración: 

El autor

Esteban Marino (Zaragoza, 1968) es licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid. Ha sido Oficial de la Armada durante nueve años y desde el 2004 hasta la actualidad es Técnico Superior del Ayuntamiento de Madrid.

Sinopsis

Siria, 2019. Abu Bakr al-Baghdadi, líder de grupo yihadista Estado Islámico y autoproclamado califa de todos los musulmanes, se suicida para evitar caer prisionero en una operación de los comandos estadounidenses. De esa manera, se puso punto final a un califato que sometió a doce millones de iraquíes y sirios durante años, y que inspiró multitud de sangrientos atentados en todo el mundo.

Una vez muerto el líder del Estado Islámico, se inicia la lucha por sucederle y uno de los candidatos con más posibilidades es un siniestro y anónimo jefe militar que durante la guerra comandó una unidad de voluntarios extranjeros famosa por su crueldad. Llamado por todos Abu Yaria —Angel de la Muerte en árabe—, este terrorista planea alcanzar el liderato del yihadismo mundial mediante una serie de terribles atentados con el objetivo de que las potencias occidentales se arrodillen ante él. Madrid, 2020.

Durante la realización de la prueba de acceso como agente del CNI, un joven oficial de Infantería de Marina —Roberto Espinosa—, encuentra el rastro de Abu Yaria. A partir de ese momento, Roberto y su equipo inician la operación Aldebarán, en la que se verán envueltos en una acción frenética y trepidante a la caza del terrorista más buscado y peligroso del mundo.

Mi opinión

No es la primera vez que Esteban Marino se cruza en mis lecturas. Sus dos libros publicados, su ópera prima Piojo y ahora Aldebarán, ya han sido objeto de reseña en este blog. Y no serán los únicos.

Esteban es de esos autores indie que descubres por azar, o por esa suerte de escribir en un Blog como El quinto libro, y a los que acabas siguiendo su trayectoria por derecho propio.

Un importante cambio de registro respecto a Piojo el que emprende en esta nueva andadura literaria, pasando del drama local con tinte noir al thriller policíaco puro y duro. Lo que demuestra que no es un escritor casual, ni un impostor literario. Esteban sabe manejar la palabra y ahora constatamos que sabe manejar en cambio de ritmo y estilo narrativo. Todo ello sin perder su esencia. Algo que engrandece a un autor y en consecuencia a la literatura nacional.

Reseña de Piojo

Uno se pregunta por qué en este mercado saturado de libros y escritores no tienen cabida entre los best sellers de las grandes editoriales obras como estas.

A decir verdad, quizá no haga falta, porque la calidad no está en determinadas estanterías o escaparates, sino en las historias. Esta historia es de Esteban Marino. No es de Penguin, ni de Planeta, ni de RBA, ni de Alfaguara, ni de amazon si quiera aunque se venda ahí. Es suya y del lector que quiera navegar en una trepidante y sobrecogedora historia de ficción muy real.

Además, como ya he dicho alguna que otra vez, las historias y tramas literarias son en gran medida buenas o malas si los personajes que la componen tiene peso, carisma, solidez y recorrido narrativo. Este es el caso.

Y es que en Aldebarán, la acción, la profundidad y el misterio viene de la mano un pequeño grupo de investigación que crea la dirección de los Servicios Secretos españoles alrededor del joven capitán del Cuerpo de Infantería Marina, Roberto Espinosa.

La capitana de la Guardia Civil Laura Santos, el ingeniero de telecomunicaciones Miguel Rojas, y el inspector de policía Ahmed García son las otras tres patas del banco que Esteban crea para enfrentarse al misterio que rodea la figura de Abu Yaria, líder del terrorismo yihadista, con la intención de desmontar los planes que tiene. El mapa de actividades de la trama transcurre entre España, Francia, Gran Bretaña o Alemania, pudiendo además adentrarnos en los modus operandi de los servicios secretos de estos países.

Puedo y quiero definir esta novela con solo tres palabras: Respetuosa, relevante y rítmica.

Es todo eso, y mucho, porque nos acerca con respeto a la cultura musulmana. Nos presenta sus variantes, sus ideologías, sus gentes, sus costumbres, sus bondades y sus maldades como solo un verdadero musulmán podría haber hecho. Hay verdad y fundamentalismo. Hay preocupación por contar una historia sin división ni partidismo. Hay hechos y personajes batidos con tanta verosimilitud en esta coctelera de ficción que cuesta pensar que no sea real.

Ya lo consiguió con ese thriller de barrio con el que me aventuré a definir en su día a su ópera prima Piojo, y lo vuelve a hacer con este atmosférico thriller terrorista en el que encontraremos todos los elementos que queremos encontrar cuando nos enfrentamos a este tipo de historias. Investigación antiterrorista, armamento, espionaje, agentes infiltrados, sub-tramas personales, peligro, suspense, drama y política.

Rifle

Si a eso le sumamos que Esteban Marino es igual de meticuloso documentándose que escribiendo, esta novela se convierte en relevante. Se aleja de esas historias maniqueas y frívolas típicas del género, que recurren a la acción barata, a elementos comerciales e irrelevantes desde el punto de vista de la veracidad. Sin embargo, esa pureza que desprende Aldebarán no le resta dinamismo.

El ritmo es otra de las claves de este thriller en donde nunca parece haber descanso para la tensión y la sospecha

Quizá, el secreto de esta novela es que Esteban ha sido capaz de hacernos partícipes de lo complejo que es encontrar un terrorista. Además, carga cada escena y cada palabra de sensaciones, de percepciones. Puedes escuchar el sonido de las balas rompiendo el viento o el sepulcral silencio de una vigilancia encubierta.

Pero, como siempre, los personajes lo son todo, máxime en historias que juegan en grupo. Una unidad es efectiva cuando todos y cada uno de sus factores trabaja en equipo poniendo de manifiesto sus habilidades individuales. Así, en Aldebarán, esta suerte de grupo antiterrorista tiene sus roles muy diferenciados entre sus miembros, pero también ciertas astillas que habrán de ir limando en el transcurso de los acontecimientos.

Si el grupo antiterrorista está concienzudamente definido y elaborado, no lo está menos el elemento terrorista y el muyahidismo. Las jerarquía, el peso social y cultural, los jóvenes terroristas, la captación, el adoctrinamiento o el papel de la mujer en la actividad yihadista está perfectamente integrado y de nuevo tratado con precisión.

Por todo ello, no creo que esté cometiendo ningún delito si recomiendo a todos a leer esta magnífica y apasionante novela de Esteban Marino, Aldebarán.

El detalle:

LO MEJOR: La precisión y esmero en el desarrollo de las acciones y contextos.

LO PEOR: El ocasional exceso de narrativa descriptiva, por decir algo, que hasta puede ser bueno

SI HAS LEÍDO ESTE LIBRO TAMBIÉN DEBERÍAS LEER: El afgano (Frederick Forsyth)

SI HAS LEÍDO ESTE LIBRO DEBERÍAS VER ESTA SERIE: La unidad (Dani de la Torre)

SI HAS LEÍDO ESTE LIBRO DEBERÍAS VER ESTA PELÍCULA: Zero dark thirty (Kathryn Bigelow)

UNA CANCIÓN PARA ACOMPAÑAR LA LECTURA DE ESTE LIBRO: BSO Juego de Espías, de Harry Gregson-Williams

 

, ,

Víctor M. Mirete Ramallo

Escritor murciano nacido en 1982, Autor de la “Saga de Ficción Histórica de Frédéric Poison” y cuyo lema es: «La vida no consiste en vivir de ilusiones, sino en vivir ilusionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacta con nosotros

Si quieres solicitar información, enviar libros para ser reseñados
o concertar una entrevista contacta con nosotros