Reseña de Los malos consejos

26 abril, 2020
Posted in BLOG, Reseñas
26 abril, 2020 Víctor M. Mirete Ramallo

Reseña del libro de relatos Los malos consejos, de Pablo Vázquez

Título: Los malos consejos

Autor: Pablo Vázquez

Editorial: LibrosIndie

Año: 2020

Páginas: 340 páginas de nah

Género: Ni puta idea, pero mola

Calificación: 

Fotografía extraída del portal Editabundo

Pablo Vázquez y la madre que lo parió.

Pablo Vázquez es periodista, agente de prensa, guionista y escritor, y nació en Santa Cruz de Tenerife en 1979. Hasta la fecha ha publicado El frío de las camareras (Cálamo), Las chicas terribles (Pre-textos, 2009, Premio Internacional Manuel Llano), co-editado el libro de ensayo cinematográfico La infancia infinita (McNulti editores) y la novela de humor negro Buena suerte, Belafonteescrita junto a Ricardo López Toledo con prólogo de Juan Carlos Ortega. También ha colaborado en los guiones de las películas independientes Summertime, Faraday, Desmadre en la noche de la quietud, Amor tóxico, El cielo en el infierno, Los jardines prohibidos y Call TVy escrito las obras de teatro Hijas de la gran putajunto a la escritora Jimina Sabadú, y, ya en solitario, Waiting for the girl y Querido imbécil

Actualmente reside en Madrid, en una residencia psiquiátrica tratando de sobrevivir al coronavirus y a si mismo, -esto último puede que sea mentira-.

Sinopsis de Los malos consejos, o lo que coño sea esto.

El adolescente es un mutante, sediento de emociones fuertes, de sexo.

Ansioso por rebelarse contra los padres, contra la sociedad, contra el mundo. Es un outsider por naturaleza, al menos durante unos años. Por eso se siente atraído por hombres lobo, zombies, vampiros, monstruos y… gente en cueros gimiendo de placer. Deseoso de ser aceptado y también, amado o admirado, muchas veces gira en la dirección incorrecta, atraído por cantos de falsas sirenas, guiado por malas sugerencias, pues normalmente se deja aconsejar por quien no debe, pues solo le motiva la subversión. Este libro contiene sin duda todo lo que se debería amar en la pubertad. Monstruos, casi siempre de carne y hueso, malas decisiones, sexo cochino y asesinatos a quemarropa. Faltan vampiros, pero tiene en cambio presidiarias cachondas y travestis sobreactuados, así que bien. El universo de Pablo es amplio y complejo. A ratos apocalíptico, nihilista, cínico, y eso es algo que evidencia Los malos consejos, trufado, además, de decenas de guiños y referencias al cine y la literatura casi imposibles de abarcar. Repleto de metáforas tronchantes, giros ingeniosos y grandes dosis de humor, para hacer esta angustia vital más llevadera. Pablo se la juega, se la juega continuamente con expresiones y frases que le llevarían a la lapidación inmediata de ser pronunciadas en otro contexto y a título personal. Pero no es él quien habla, sino sus personajes, casi siempre deleznables, retorcidos, perversos, y lo hace bajo el amparo de la ficción literaria, quizá el último reducto de libertad en una sociedad infantilizada, perpetuamente ofendida y escandalizada.

Portada del libro extraída de Amazon

Opinión, mala, pero es mi opinión.

Pocas veces uno se encuentra con una verborrea, ingenio y despliegue dialéctico como el de Pablo Vázquez. Este escritor es un provocador, quizá demasiado para los tiempos en los que pululan a sus anchas por la geografía virtual y carnívora los ‘ofendiditos’ y naturópatas de la moral. Lo bueno que tiene escribir es que puedes decir lo que te venga en gana y como te salga de los santos bemoles sin que ningún interfaz humano o ‘filtro pecador’ te joda el discurso con idioteces.

Al ser humano a veces, o casi siempre, le cuesta comprender ciertas cosas si no le dices lo que quiere escuchar o si dices demasiado alto eso que piensa y no tiene los arrestos de vocear. Por suerte, tenemos la ‘ficción’ a nuestro alcance, si es que ese término realmente existe en la literatura, puesto que soy de esos idiotas que piensan que el no estar basado en hechos reales no implica que sea un relato ficticio. Tampoco me hagáis caso, como digo, soy idiota y estoy confinado; pero Pablo no lo es (creo).

Prestemos atención un instante al termómetro social del instituto, las paredes de los cuartos de baño.

Y lo demuestra con este libro de ‘ficción’, para darle a en la jeta a todos esos especímenes incapaces de ver humor donde hay realidad, y viceversa. Ya lo he dicho, es un provocador. Cosa inherente para aquellos genios de la palabra. Pero además es todo un ‘cultureta’, todo un potentado en el terreno del pulp, pop, punk, ping y pong. Algo así como un gurú literario de los 70, 80 y 90. Y es que su obra está plagada de referencias, homenajes, recomendaciones y situaciones que nos trasladan continuamente a esa época y a esa cultura.

No en vano, el amanecer de cada uno de los relatos presenta una estructura en la que nos desgrana, cual glosario, toda la filmografía seleccionada y la discografía recomendada para disfrutar de dicho relato. Acaba esa parte inicial y abre el texto en cuestión con una o varias citas célebres que nos marcan el camino por el que este joven y maduro autor nos quiere llevar.

La parte más frágil del zombie es el cerebro. Basta con clavarle un piolet entre las cejas para que la amenaza sobrenatural concluya.

Un agitado y voluptuoso camino literario que recorre las fauces de un mundo de relatos que abarcan de a uno y de a todos el universo entero de géneros posibles. Todos ellos subliminalmente entrelazados y decorados con grandes dosis de brutalidad, humor y degeneración. Este libro es un inmenso torbellino de despropósitos perfectamente diseñados para no dejar indiferente a nadie. Para colmo, Pablo, demuestra una infame capacidad para la metáfora, para los retruécanos, para los dobles sentidos, para las paridas y para los gags muy difícil de encontrar hoy día, si lo que pretendes es, además, imprimir un carácter literario intenso y cultivado a tu narrativa.

Puedes abrir cualquier página al azar, leer un párrafo o unas líneas y flipar con la habilidad de este escritor, al que odio con envidia mala, para enlazar entretenimiento con genialidad literaria y profundidad social. Pablo acaba de entrar con fuerza en mi lista de intereses literarios, y lo ha hecho de la misma forma que en su día lo hicieron escritores como Manu Riquelme, por ejemplo: con ingenio, audacia, descaro, y excentricismo. Algo que no pertenece a ningún engendro milenial, ni Z, ni X, ni de la generación que sea. Es simplemente talento, y eso se tiene o no se tiene, independientemente de la época en la que residas.

Si estás dispuesta a comerte el mundo, qué más da empezar por la picha?

Tampoco quiero desmerecer el cojonudo trabajo que de Ana Elena Pena, la prologuista, que abre el libro de la mejor forma que se puede abrir un libro. Si tienes alguna duda en si adentrarte o no en la lectura de un libro, sin duda, con prólogos así se acaba toda incertidumbre. Te lo lees y punto. Y a partir de ahí, solo te queda disfrutar, porque Los malos consejos es un carrusel, es más que un libro, es como un ‘juegos reunidos Geyper’ de la literatura.

Cómpralo, leelo y luego úsalo como arma arrojadiza. Los malos consejos.

Puedes leer otras reseñas de Víctor Mirete haciendo clic en el enlace

Trailer de Desmadre en la Noche de la Quietud, dirigido y guionizado por Pablo Vázquez.

 

, ,

Víctor M. Mirete Ramallo

Escritor murciano nacido en 1982, Autor de la “Saga de Ficción Histórica de Frédéric Poison” y cuyo lema es: «La vida no consiste en vivir de ilusiones, sino en vivir ilusionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacta con nosotros

Si quieres solicitar información, enviar libros para ser reseñados
o concertar una entrevista contacta con nosotros