Reseña de Amante en Saigón

14 octubre, 2019
Posted in BLOG, Reseñas
14 octubre, 2019 Víctor M. Mirete Ramallo

Reseña de la ópera prima de Rubén Martínez Castejón, Amante en Saigón

Título: Amante en Saigón

Autor: Rubén Martínez Castejón

Edición: MundoPalabras

Año: 1953

Páginas: 320 páginas

Género: Drama

Calificación: 


El autor

Médico, pintor, músico y escritor. Desde hace diez años vive en Vietnam, donde es testigo de los cambios de una de las sociedades más activas del planeta. El exotismo, el ajetreo de una gran ciudad y la vida de emigrante condicionan su obra y su vida.

Sinopsis de Amante en Saigón

Saigón, la ciudad de donde te marchas mirando hacia atrás confiando en poder regresar pronto, incluso a riesgo de perderlo todo. Dos amigos ingenieros capaces de gobernar plataformas petrolíferas en Noruega son inútiles para el amor, y sus vidas transcurren entre parejas rotas hasta que se reencuentran en Saigón. El matrimonio de Lorena y Peter Booijink, y su amigo Bjorn Kartunen, forman un triángulo amoroso imposible testimoniado por el doctor Allistar, un psiquiatra prisionero de sus propios fantasmas. Lorena descubrirá que se ha casado con un Asperger. Peter sufrirá la traición del amigo, de la mujer, y hasta de la criada; y la familia se desgarrará cuando una pareja de jóvenes vietnamitas secuestre a su bebé. Huyen y Hung representan los extremos de la alta y baja sociedad vietnamita y la confrontación entre los sueños y lo práctico. Lejos de esconderse, Huyen y Hung subirán el secuestro a las redes sociales y desencadenarán una tormenta de opinión en internet sobre los derechos de los vientres de alquiler mientras viajan a Camboya con el bebé de los Booijink en el baúl de una motopizza.

La amistad y la traición; las dificultades conyugales de los individuos con rasgos Asperger; un retrato de la sociedad inmigrante extranjera de Saigón y de las diferencias sociales vietnamitas vistas desde la perspectiva de un médico, que es testigo y parte de la historia.

Reseña

Rubén recorre con abrumadora pasión la caótica y exótica Saigón, posándose sobre la idiosincrasia y sociedad de una ciudad que nace y muere a cada segundo. Un volcán de contrastes que decora toda la novela como si de un viaje fotográfico se tratase. Su autor ha logrado extraer toda la pátina de literatura que hay en esa urbe vietnamita, y la ha convertido en un personaje con fuerza, con atmósfera y con carisma. Sin ser descriptivo en extremo, consigue que todo resulte tremendamente visual y sensitivo. Un arte literario de difícil dominio cuya destreza queda patente en esta ópera prima.

Después de leer esta novela es difícil no querer ir a Saigón sino has ido nunca, o más difícil aún no querer volver si ya lo habías hecho, incluso a riesgo de perderlo todo –parafraseando el inicio de la sinopsis.

Hay algo que me ha fascinado incluso por encima de Saigón, y es la velocidad con la que se suceden los diálogos y las conversaciones entre los personajes. El autor ha rehusado el uso excesivo de acotaciones y la narrativa de relleno en las conversaciones, supliendo esa carencia con unos breves entrecomillados que revelan los pensamientos de los dialogantes, confeccionando con ello unos diálogos absolutamente ricos y febriles. Rubén ha conseguido que dejemos de leer para que parezca que estamos escuchando o infiltrándonos en la mente de Lorena, Peter, Bjorn o Allistar (a mi juicio la piedra angular y engranaje de todo el conjunto). Un psiquiatra ácido y morboso que va recorriendo su pasado a la vez que testimonia el de sus confesores.

Si a le eso añades la pulcritud, crudeza y estética de su prosa, sin duda estamos ante un libro que merece la pena ser leído con atención, porque detrás de ese retrato íntimo de los personajes y de Saigón hay una poderosa carga narrativa y psicológica que va desmembrando las capas de un lascivo, tóxico y untuoso drama.

Pero… ¿Qué nos cuenta Amante en Saigón?

Pese a que el alcohol y el sexo inundan la novela, no, no estamos ante una clásica historia de enredos amorosos ni tampoco una frívola historia de amantes. No, no es Grey. Pronto te das cuenta de que el río que describe la historia conduce hacia otros lugares más recónditos y turbios que alcanzan una profundidad mayor, cubierta de lodos que el autor va horadando hasta hacerlos aflorar a la superficie. Por encima de todo ello rebosa una crítica o reflejo de una sociedad dividida en estratos. Pobres, ricos. Una ciudad fragmentada entre el progreso y la deshumanización, como pueden ser Dubai, Estambul, Qatar, etc…

Así pues, Amante en Saigón es una continua confrontación de intereses e instintos humanos, dentro de un amplio marco de tramas confrontadas que convergen en una exposición y composición crítica y reflexiva del arrepentimiento, de los traumas, de la incomprensión, del clasismo y de la vulnerabilidad de un mundo sin escrúpulos ni conciencia moral.

, , ,

Víctor M. Mirete Ramallo

Escritor murciano nacido en 1982, Autor de la “Saga de Ficción Histórica de Frédéric Poison” y cuyo lema es: «La vida no consiste en vivir de ilusiones, sino en vivir ilusionado.

Comment (1)

  1. Hola Víctor,
    Muchas gracias por tus comentarios. Celebro que te haya gustado mi libro.
    En realidad no es mi ópera prima, llevo más de diez años escribiendo, pero sí es el primer libro editado de modo profesional y promovido con ayuda de un excelente equipo como es el de la empresa MUNDOPALABRAS (ahora RUBRIC).
    No conozco aún tu obra pero dan muchas ganas de leerla. Cuando lo haga te mandaré mi opinión.
    Un abrazo desde Saigón.
    Rubén

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacta con nosotros

Si quieres solicitar información, enviar libros para ser reseñados
o concertar una entrevista contacta con nosotros