Entrevista a Carmen Mola

31 julio, 2019 Víctor M. Mirete Ramallo

Carmen Mola: ‘La novela negra trata de entender el mundo, en consecuencia nunca caducará porque evolucionará a la vez que la sociedad.’

Con motivo de las jornadas literarias de Cartagena Negra, El quinto libro pone en marcha el mes de agosto una sección de entrevistas a diversos autores que formarán parte del grandioso plantel de participantes en las mesas redondas y demás actos del programa. Queremos agradecer el gran interés y disposición que desde el primer minuto ha depositado en nosotros la organización de CTN con Antonio Parra y Francisco Marín como punta de lanza. Gracias a su confianza y colaboración seremos uno de los blogs colaboradores del festival literario, participaremos en dos mesas redondas y haremos entrega del Premio anual de microrrelatos El quinto libro durante uno de los encuentros literarios de Mister Witt.


Hoy tenemos la satisfacción de contar en la primera entrada de la sección de entrevistas Cartagena Negra 2019 con la escritora de La novia gitana y La red púrpura, Carmen Mola.

‘Carmen Mola es una escritora que desea mantener a salvo su verdadera identidad para poder seguir viviendo tranquila’.

1. ¿Es la novela negra un género que no caduca?

La novela negra va evolucionando. Una historia en la que haya un crimen, una investigación que trate de comprender a la víctima y al culpable, unos encargados de encontrar al criminal y un reflejo de la sociedad en la que todo ha ocurrido siempre ha existido y siempre existirá. Creo que eso es básicamente la novela negra, al menos como yo la veo. Lo que sí va cambiando es la personalidad de los detectives, las formas de delinquir, el ritmo narrativo… La novela negra trata de entender el mundo, en consecuencia nunca caducará porque evolucionará a la vez que la sociedad.

Inspectora Elena Blanco de Carmen Mola2. ¿Vivimos hoy día tiempos de novela negra que favorecen al género?

La respuesta está un poco relacionada con la anterior. Todas las sociedades son propicias porque siempre están ahí los elementos que mueven a la novela: los crímenes, las víctimas, los culpables… El autor debe buscar las características de la sociedad en la que vive para que su novela sea actual. No es lo mismo escribir en el siglo XIX, con asesinatos en casas de campo inglesas, que en el XXI, con globalización, mafias de medio mundo entrelazadas e Internet. Pero tanto en el XIX como en el XXI existe novela negra de gran calidad.

3. ¿Qué crees que has aportado con tus obras al Noir actual?

No sé si he aportado algo. Todo ha sido muy rápido: escribir una novela, que saliera al mercado, que funcionara bien, escribir la segunda novela y repetir el mismo proceso… No he tenido ni tiempo ni ganas para teorizar sobre mi trabajo. Deberían ser otros escritores y, sobre todo, los lectores quienes contestaran a esta pregunta. Yo me limito a contestar que lo he hecho lo mejor que he sabido.

4. Vemos como en los últimos años hay una notable reinvención del Noir. ¿Hasta dónde se pueden retirar los matices del género negro para que siga manteniendo sus señas de identidad?

El género no está sólo en lo que llamamos novela negra de una manera convencional, se nutre de otros y, a la vez, les presta sus características a los demás.

¿Es novela negra Crimen y Castigo? Yo estoy convencida de que lo es. Y también lo estoy de que gran parte de la novela histórica está contaminada por el género negro. Hasta las novelas de Harry Potter tienen mucho de género negro. No creo que haya muchos best seller que no tengan elementos del Noir; a la vez, estoy segura de que muchas novelas negras tienen potentes historias de amor que no desmerecerían en la mejor novela romántica… La mezcla, la incursión en otros géneros, es revitalizante. Así que los matices se pueden seguir forzando, nunca se romperán.

5. No solo la demanda, sino que la oferta de novela negra también ha crecido exponencialmente en los últimos años. Pero… ¿hay una década o décadas que consideras puede destacar en la historia del género?

Soy lectora de novela negra, aunque también de otros géneros. Disfruto tanto con una buena novela de Lorenzo Silva, Pierre Lemaitre o cualquiera de mis compañeros nominados a este premio como leyendo a Almudena Grandes, Julia Navarro o Rosa Montero. Sí que es verdad que en los últimos tiempos he leído más novela negra que nunca y supongo que eso es porque vivimos un momento dulce del género. Así que destacaría los últimos diez años y desearía que siguiéramos así por lo menos diez más.

6. ¿Es imprescindible un buen crimen para construir un buen Noir?

Te podría decir que sin un buen crimen no hay novela negra, igual que sin un buen amor no hay novela romántica o sin curiosidad por otra época no hay novela histórica. Pero también hay novela de barrio, de perdedores, con una atmósfera muy negra en la que no necesariamente hay un crimen de sangre o un secuestro que lanza la trama. Pienso en Carlos Zanón, por ejemplo. Creo que los márgenes de la novela negra son más amplios de lo que parece.

7. ¿Es más importante el detective o el criminal en una historia negra?

Creo que por igual. El detective se tiene que poner a la altura del criminal, cuanto mejor sea el criminal, más ascenderá el detective. A más inteligencia y maldad del criminal, más sagacidad deberá oponer el detective. Luchar contra los tontos no tiene mérito.

8. ¿Crees que hoy día el cine y las series están más influenciados por la literatura o es al revés?

Es un camino de ida y vuelta. A mí siempre me dicen que mis novelas parecen el guión de una serie y yo lo encuentro normal, he sido y sigo siendo una espectadora fiel de todo tipo de películas y series. Cuando escribo diálogos estoy pensando en los diálogos que escucho en televisión y me parece que son mucho más ágiles que los diálogos tradicionales de novela. Pero, al mismo tiempo, las cadenas compran obras literarias para adaptarlas y convertirlas en productor audiovisuales. La novia gitana y La Red Púrpura, si todo va bien, se convertirán en una serie. Por eso digo lo de la doble vía: la narrativa audiovisual nos contagia, pero, al mismo tiempo, se nutre de la literatura.

9. ¿Ha cambiado el papel de la mujer en la literatura negra en los últimos años, tanto en personajes como en autoras?

El papel de la mujer ha cambiado, afortunadamente, en todos los ámbitos, la literatura no podía ser ajena a esa evolución.

Y no olvidemos que el porcentaje de mujeres que leen con asiduidad es muy superior al de hombres. Este año he leído varias novelas con protagonistas femeninas, muchas de ellas escritas por hombres; creo que la igualdad ha llegado antes a los personajes que a las autoras, pero se va avanzando. Y repito una idea a la que llevo tiempo dando vueltas, aunque yo misma no la he resuelto: tenemos víctimas femeninas, tenemos autoras y tenemos investigadoras, pero todavía no tenemos muchas asesinas. No digo que no haya ninguna, claro que las hay, pero me falta esa asesina malvada y psicópata que nos iguale también en la culpa.

10. La pregunta que lo esconde todo, la que todos queremos saber ¿Quién es Carmen Mola?

Esa es la pregunta a la que no voy a contestar. Carmen Mola es una escritora que desea mantener a salvo su verdadera identidad para poder seguir viviendo tranquila. Me llama la atención que todos lo queráis saber: os aseguro que os decepcionaría la respuesta.

11. Un ritmo frenético, una atmósfera impecable y una trama adictiva son las claves de La novia gitana, pero, ¿cuál crees que es la razón por la que ha irrumpido con tanta fuerza una ópera prima en el panorama literario negro?

Si hubiera una fórmula para conseguir eso, las editoriales no pararían de repetirla una y otra vez. Yo creo que es fruto de la casualidad y de muchos pequeños elementos que se combinan: el momento adecuado, el título, una buena portada, una promoción acertada, una manera de contar que satisface a quienes la leen y les hace recomendarla… Yo sólo soy la escritora, pero hay muchas personas involucradas en el éxito, si es que se puede considerar que lo ha habido, que el éxito siempre es relativo: desde mi agente, Justyna Rzewuska, y mi editora, María Fasce, hasta todo el personal de Alfaguara, los libreros, los críticos que han hecho reseñas… Todo depende de la generosidad de mucha gente con su trabajo y su talento.

12. No tardó en llegar la Red Púrpura, cosechando nuevos éxitos, y ahora… ¿dónde está Elena Blanco, en qué ocupa sus días actualmente?

Elena Blanco, con el ajetreo al que fue sometida en La Red Púrpura, decidió abandonar la policía y tomarse un tiempo de descanso. Yo creo que el Comisario Rentero no está dispuesto a aceptar esa renuncia y va a intentar que vuelva. Sus compañeros: Chesca, Orduño, Zárate, Buendía y Mariajo, tampoco estarán de acuerdo con su marcha. Hay una tercera novela en proceso de escritura y yo apostaría todo a que Elena Blanco regresa. Lo que no sé es si será fácil convencerla, a lo mejor tiene que pasar algo espeluznante para que ella abandone el retiro.

13. Hay una pregunta que queremos haceros a todos y aunque a priori puede parecer poco negra, nosotros realmente creemos que encierra la parte más oscura de cada uno de nosotros. ¿Qué te hace reír y qué te hace llorar cada día?

Odio que me hagas esta pregunta… Soy muy risueña, hay muchas cosas que me hacen reír y, aunque escriba novela negra, tengo mucho sentido del humor. Por otra parte, intento llorar lo menos posible, no lo hago, desde luego, una vez al día, ni siquiera una vez a la semana. Y juraría que tampoco una vez al mes. Te diría que sólo hay un momento en que soy llorona, en el cine. Ahí sí que doy rienda suelta a las lágrimas sin el menor pudor.

Encuesta rápida de El quinto libro

Un color: El rojo.

Una comida: Los tomates que saben a tomate.

Una película: Cuando Harry encontró a Sally.

Una canción: Cualquiera de las de Mina Mazzini que Elena Blanco interpreta en los Karaokes. Il cielo in una stanza, por ejemplo.

Un lugar: Madrid, mi ciudad.

Un libro: Hay cientos y me cuesta escoger. Te digo uno, El amor en los tiempos del cólera, con el convencimiento de que dentro de cinco minutos me voy a arrepentir y voy a estar pensando en que tenía que haber dicho otro.

¿Un chiste?: Soy malísima contando chistes y, además, se me olvidan. El último que me contaron: —Papá, ¿a quién quieres más, a tu coche o a mí? —No te busques traumas, hijo…


Puedes leer aquí otras entrevistas a los autores de Cartagena Negra 2019 

, ,

Víctor M. Mirete Ramallo

Escritor murciano nacido en 1982, Autor de la “Saga de Ficción Histórica de Frédéric Poison” y cuyo lema es: «La vida no consiste en vivir de ilusiones, sino en vivir ilusionado.

Comments (2)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacta con nosotros

Si quieres solicitar información, enviar libros para ser reseñados
o concertar una entrevista contacta con nosotros