Reseña de ‘El héroe que murió dos veces’

8 octubre, 2018
Posted in BLOG, Reseñas
8 octubre, 2018 Víctor M. Mirete Ramallo

Reseña de la novela ‘El héroe que murió dos veces’, de Paco Rabadán Aroca.

Editorial: Libro azul

Año: 2018 primera edición, 2022 segunda edición

Número paginas: 250

Género: Negra e histórica.

Calificación:

Sinopsis de El héroe que murió dos veces 

El eco de los campos de batalla de la Segunda Guerra Mundial resuena lejano en la España neutral de 1943, pero Murcia será el punto de partida de una trama de espionaje. Una historia basada en hechos reales que cambiará definitivamente el rumbo de la contienda, inclinando la balanza del bando aliado a costa de un original engaño.

Niccolo Danese, un italiano seductor de cuantenta y cinco años, formado como agente secreto en nuestro país, se hace pasr por un miembro de la burguesía residiendo en un lujoso hotel de la capital. Procedente de una familia adinerada en la Italia gobernada por la tiranía de Benito Mussolini, acepta ser reclutado por el amor hacia una mujer de la cual apartan enseguida.

Con tal de encontrarse de nuevo con ella, arriesgará su vida tantas veces como el destino establezca. Desviar la atención del ejército de la isla de Sicilia será su misión, asegurando con ello la definitiva invasión aliada. Pero, si quiere lograr que el plan de alto secreto funcione, un héroe deberá morir dos veces.

 

El autor. Paco Rabadán Aroca 

Me voy a ahorrar también hablar de lo que pone la solapa de sus libros sobre él, sobre los seis libros que ha escrito y los premios que ha ganado. Eso no es lo importante. Conozco a Paco el tiempo suficiente como para asegurar que es una de las personas más interesantes, elegantes, inteligentes y cachondas que hay en Murcia. Puede que en Alicante también. Eso es lo importante. Paco es una persona que no deja de aprender, pero tampoco deja de enseñar. Es leal, honrado, honesto, coherente y trabajador. Vamos, un yerno cojonudo, pero tiene un defecto: el revés en el tenis lo tiene bastante precario, pero nadie es perfecto. Lo mejoraremos con algo de frontón.

Mi opinión de El héroe que murió dos veces

Tardó tres años, desde su último libro, en lanzar un nuevo título, cosa poco habitual en él, ya que suele regalarnos cada año una nueva historia. Sobreviviendo a propios y extraños, Paco y libro azul unen fuerzas para reeditar esta obra de corte histórico, pero también de aventuras y thriller.

Supongo que la espera venia dada porque estaba preparando algo como esto, o quizás porque todos necesitamos un descanso antes de volver a la carga con ilusión, pasión e intensidad. Tres adjetivos que bien se pueden aplicar a la nueva novela de este ya referente autor y comunicador de la literatura murciana.

Leer cada página de un libro de Paco Rabadán es como comer un buen trozo de queso de equilibrado sabor. Entra sedoso en boca, deja agradables tonos curados en paladar y acaricia el gaznate con la melosidad de un buen Gouda.

Al llegar al estómago, una terrible  sensación de querer tomar otro bocado se apodera de ti, y así una y otra vez. No sé si es su obra cumbre hasta ahora, pero a mi es la que más me enamora. Y lo es por varias cosas. Primero porque es de esas historias que cuentan cosas (aunque suene absurdo, yo sé lo que quiero decir); segundo porque desprende magnetismo y romanticismo; y tercero porque Rabadán seduce a cualquier lector con una prosa tan minuciosa y medida como rítmica y acogedora.

Es tremendamente hábil con todo recurso literario existente y deleita la escritura con metáforas, símiles, hipérboles, oxímoron, antítesis, retruécanos y esas citas o sentencias que barnizan de fuerza e intención a los personajes.
No puedo evitar hacer alusión a la que más me ha gustado:

‘la puntualidad es una pérdida de tiempo’.

Y es que el personaje cumple una función esencial en las novelas de Paco. Están perfectamente pulidos y diseñados para tener su coherente personalidad durante toda la historia, y se percibe su exacto reflejo en cada diálogo y aclaración pertinente, desde José Ballesta (el director de La Verdad) o un jovencísimo Narciso Yepes, hasta el recepcionista o el chófer de un hotel, pasando por un espía de la segunda guerra mundial.

Uno de los factores relevantes dentro de esta sexta novela del autor murciano, es el cariño y dedicación que ha empleado al crear, como buen documentado y documentalista, un personaje en sí mismo con el propio escenario. Murcia, que no suele ocupar espacio en demasiadas novelas, contemporáneas sí lo hace en las de Paco.

No es la primera vez que lo hace, pero en esta obra percibo cierto amor por el patrimonio y por la memoria histórica que persiste en él y cómo el autor nos la quiere transmitir. Pero no queda solo ahí, el autor es capaz de mostrarnos una época, un estado anímico y una sociedad con oportunas y efectivas disertaciones que decoran el cuadro con un buen marcó de grana y oro.

Y así, correteamos por la Murcia de la primera mitad de siglo XX para visitar cuál turista lector por El Casino, el Hotel Victoria, el plano de San Francisco, o incluso más allá del terreno capitalismo como por ejemplo Cartagena o Archena.
Hay algo que me ha gustado bastante del protagonista, Niccolo, y es que trata con decoro y atención a la gente humilde y siente la necesidad de retar a los individuos de alto copete.

Me ha caído bien. Un tipo decidido, experimentado, de talante férreo y a la vez dúctil. Una persona a la que empiezas a respetar en las dos primeras páginas y que se muestra tan entrañable como implacable.

Es una novela melancólica, nostálgica, elegante y sedosa a bordo de una trama que hilvanar con ductilidad y sutileza el romance y el espionaje, dando como resultado un melodrama histórico que recuerda a películas como La suite francesa o Casablanca.

Algo importantisimo que caracterizan las novelas de Paco es que dejan un sedimento de verdad, disciplina y autenticidad que viene marcado no sólo por el hecho real en el que esté basada la historia, sino por ese cuidado estilístico y detallista que imprime el autor a sus obras.

Y lo hace sin recargas, ni artificios, ni vanidad. Se limita a tratar de entretener al lector y ofrecerle un espacio en el que revivir ciertas historias.

Como suele apuntar él mismo —’Yo no quiero cambiar el mundo con mi literatura, solo quiero que disfrutéis leyendo cada página de mis libros’.

En cuanto al final, mejor no lo destripo porque os va a erizar, a emocionar y a embriagar como pocos finales pueden hacer, y como casi todos deberían hacer.

Para redondear el objeto, la editorial ha conseguido que el libro parezca un auténtico documento de época usando una tipografía de máquina de escribir antigua para el 99% del texto. Cuando lo abres, sin leer, te transportas directo a una Olivetti de los años 40. Un plus que quizás siente un precedente.

Por todo ello, mi nueva recomendación para esta novela, en su vuelta al ruedo editorial, es de obligado cumplimiento.

, , ,

Víctor M. Mirete Ramallo

Escritor murciano nacido en 1982, Autor de la “Saga de Ficción Histórica de Frédéric Poison” y cuyo lema es: «La vida no consiste en vivir de ilusiones, sino en vivir ilusionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacta con nosotros

Si quieres solicitar información, enviar libros para ser reseñados
o concertar una entrevista contacta con nosotros