Reseña de Maldita verdad

9 abril, 2018
Posted in BLOG, Reseñas
9 abril, 2018 Alfonso Gutiérrez Caro

Reseña de la novela Maldita verdad

Título: Maldita verdad

Autora: Empar Fernández

Editorial: Versátil

Año: 2016

Páginas: 276

Género: Novela negra

Calificación: 

Sobre la autora

Empar Fernández (Barcelona, 1962), es profesora de historia, columnista en prensa y, por supuesto, escritora. Tras una serie de obras que le llevaron a ganar algunos importantes certámenes nacionales como el Premio de Novela Fernando Quiñones o el Premio de Novela Corta Rejadora, la autora barcelonesa inició en 2014 la llamada “trilogía de la culpa”, que incluye las novelas La mujer que nunca bajó del avión, La última llamada y  la obra que aquí nos ocupa, Maldita verdad, que supone el colofón. Tres historias autoconclusivas en las que Empar disecciona a unos personajes golpeados sin misericordia por la tragedia. Su última obra, Irina, que trata la odisea del exilio republicano en Rusia, apenas lleva unas semanas en el mercado.

Reseña de Maldita verdad

No es fácil vivir con la agonía de no saber, con el tormento eterno de una tragedia a la que no encuentras explicación; ocurre a veces que es mucho peor conocer esos motivos, desentrañar una verdad para la que no estás preparado. Esto es lo que le sucede a Olga en Maldita verdad, una novela negra que podríamos calificar como íntima, pequeña (en el buen sentido), despojada de artificios y tirabuzones literarios, una historia real como la vida misma que atrapa desde sus extraordinarias primeras páginas y que no te deja soltarla casi, casi hasta el final. Lo cierto es que se lee en dos tardes.

Empar Fernández construye un relato sobrio, una historia durísima, terrible, asentada sobre un tapiz de tranquilidad e incluso cotidianeidad. Da la constante sensación de no estar leyendo una novela al uso, sino casi la crónica de una historia que podría perfectamente haber ocurrido en la vida real, al vecino del cuarto. Ayuda y mucho la estupenda construcción de unos sentidos personajes, personas que se sienten de carne y hueso (nada de héroes, investigadores superdotados o demás estereotipos con patas) y una atmósfera realista, tanto, que traspasa ese dolor con el que cargan los personajes.

Maldita verdad contiene varias de las constantes de lo que podríamos llamar novela negra pura, es decir, un (casi) detective privado, un muerto, una investigación de la que se desentiende la policía al considerar que no hay crimen… Todas esas cosas están pero modificadas, adaptadas a otros tiempos y circunstancias. Para empezar el detective privado aún no es tal, Raúl Forcano, que así se llama el investigador de la novela, es un estudiante de criminología, por lo que no ha podido montar aún esa agencia de detectives con la que sueña. La historia deja de lado el submundo criminal tan manido en el género (léase prostíbulos, proxenetas, barrios marginales, camellos, asuntos de drogas, etc) para situar una trama con una historia tristemente actual que atañe a adolescentes en un entorno, digamos, más cercano.

Todo esto hace que estemos ante una novela negra, sí, pero una de corte más social y psicológico, un drama desgarrador al que la investigación de Forcano no hace más que añadir más y más capas. De alguna forma le acompañamos en la caída por un pozo de dolor, soledad e impotencia. Y es que Maldita verdad muestra la realidad sin tapujos ni almíbar, una historia que se mueve constantemente en los grises de unos personajes que sin duda han pasado por mejores momentos y que ahora deben dar un plus para intentar arrojar algo de luz en la oscuridad que impregna sus vidas.

La autora barcelonesa destaca por su excelente forma de narrar la historia, con una prosa cuidada y libre de excentricidades, dosificando la intriga y los descubrimientos, no dejando que la atención decaiga en ningún momento, llegando a un final un tanto anticlimático que puede dejar algo frío, pero que casa a la perfección con el tono y el devenir de la novela. Y todo ello, como decía arriba, sin tener que recurrir a matones, asesinos en serie o bandas de mafiosos albano-kosovares (por decir una), cosa que tiene un mérito enorme. Además la autora mete varias referencias a la obra maestra de Ridley Scott Blade Runner que quedan de verdadero lujo.

Maldita verdad es una novela sobre el enquistamiento del sentimiento de culpa y cómo las personas logramos lidiar con él, una historia protagonizada por gente de lo más normal, nada de héroes ni personajes made in Hollywood, más bien “capullos de mierda” (ya sabéis, el mundo está lleno). Gente que sufre y se desespera, que toma malas decisiones y que intenta (o no) seguir adelante con lo que tienen. Una novela negra especial que no podemos dejar de recomendar.

Maldita verdad en Amazon

, ,

Alfonso Gutiérrez Caro

Padre, profesor de historia, cinéfilo y devorador de novela negra y de ciencia-ficción. Autor de las novelas Defecto de fábrica, Universo salvaje y La sangre no salta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacta con nosotros

Si quieres solicitar información, enviar libros para ser reseñados
o concertar una entrevista contacta con nosotros