Reseña de Érase una vez en Hollywood

6 diciembre, 2021
Posted in BLOG, Reseñas
6 diciembre, 2021 Alfonso Gutiérrez Caro

Reseña de Érase una vez en Hollywood

Sobre el autor

Quentin Tarantino (Knoxville, 1963) es uno de los cineastas más admirados e influyentes de las últimas décadas. Con un estilo personalísimo y un sello que muchos han tratado de imitar, Tarantino nos ha regalado obras maestras como Reservoir dogs o Pulp fiction, amén de una serie de notables títulos entre los que destacan Kill Bill, Malditos bastardos o Django desencadenadoÉrase una vez en Hollywood es su noveno largometraje y su primera incursión en la literatura. El bueno de Quentin ha comentado en más de una ocasión que pretende hacer un décimo y último film para después dedicarse en cuerpo y alma a la escritura de novelas y obras de teatro.

Sinopsis de la obra

La novela, al igual que la película, sigue los pasos del actor (de capa caída) de Hollywood Rick Dalton y su doble de escenas peligrosas Cliff Booth, un veterano de la segunda guerra mundial que actúa como una suerte de escudero de Rick. A través de estos dos personajes, Tarantino radiografía lo que más ama: el séptimo arte y sus múltiples capas y entresijos, situando la historia al final de la década de los sesenta, época bisagra entre el cine clásico y moderno en la que pululaba por Los Ángeles un tal Charles Manson…

Reseña de Érase una vez en Hollywood

No voy a decir aquello de que es mejor el libro que la película, o viceversa, y aviso de que voy a comparar bastante entre ambas versiones de Érase… Y es que ambas -film y novela- se complementan de manera extraordinaria, alimentándose la una de la otra para darnos un plato de gourmet cocinado con mimo y multitud de ingredientes. Son como dos partes de una misma experiencia.

Entonces, ¿pasa lo mismo en el libro que en la película? Pues mira, sí y no. Tenemos los mismos personajes, mismo escenario y época, mismas intenciones en general, pero el libro aporta muchos detalles que abarcan un espacio temporal mayor que la película (tanto en flashbacks como en eventos que ocurren después de lo narrado en el film), de la misma manera que la peli ofrece cosas que en un libro solo puedes imaginar: inmortaliza el mundo, te da una imagen y un contexto visual.

Cada vez que aparecen Cliff, Rick o Sharon Tate en el libro mi mente les pone las caras y cuerpos de Brad Pitt, Leonardo DiCaprio y Margot Robbie, también su forma de hablar, su expresión corporal y atuendo. Cuando Cliff saca el coche y se da uno de sus paseos por el Los Ángeles de 1969, a la cabeza asoman las espectaculares escenas filmadas por el maestro Tarantino. Donde la novela se explaya y marca diferencias es en los detalles. No solo en asuntos cotidianos como marcas de cervezas, programas de televisión de la época o chismes del Hollywood dorado, también en la construcción y desarrollo de personajes. ¿Crees que conoces bien a Rick Dalton o Cliff Booth tras ver la película? Entonces échale un ojo a la novela, porque estos se te pueden abrir como platos.

Quentin Tarantino añade decenas y decenas de matices y micro historias pasadas (y algunas futuras) de varios personajes, amplificando los hechos presentes y dotando de mayor sentido a ciertos pasajes. Quizás el que todavía gana más con la novela sea el personaje encarnado en el celuloide por Brad Pitt. Si Cliff Booth ya era el amo del film, en la novela su leyenda aún crece más, regalándonos Tarantino un personaje con multitud de aristas que es puro carisma.

No es ninguna sorpresa que en esta novela destaquen los diálogos por encima de la (también estupenda) narración omnisciente en tiempo presente. Que Tarantino es una maestro escribiendo conversaciones entre sus personajes ya lo sabíamos desde el primer y mítico diálogo de Reservoir dogs con la canción Like a virgin de Madonna como tema central. Como no podía ser de otra manera, las líneas de Cliff, Rick y compañía son una delicia, con ese punto entre culto, malhablado, callejero y humorístico tan propios de su autor. Tarantino es una enciclopedia andante del séptimo arte, y aquí deja sobrada constancia de ello.

Érase una vez en Hollywood contiene todas las constantes del universo Tarantino, una radiografía muy personal del mundo del celuloide y sus protagonistas, con su toque pulp y algo gamberro, sus personajes marca de la casa y un ácido humor presente casi en cada página. Una obra que augura un futuro literario más que prometedor para las historias del genio de Knoxville.

«Un tipo recoge a un hippy que está haciendo autostop. Se lleva al hippy a cenar a su casa con su mujer y su hija de catorce años. El hippy se tira a la chavala de catorce años y se fuga con ella en el coche del tipo, el mismo coche con el que el tipo lo recogió. Y, por culpa del hippy, la hija se casa a los quince años y después se escapa con el hippy. Luego al tipo lo deja su mujer por todo el caos que ha causado al recoger con el coche al hippy. El tipo persigue al hippy con una escopeta, pero, en vez de volarle la cabeza, termina tomando ácido y de fiesta con el hippy. Y, más tarde, le pide al hippy si puede ser uno de sus discípulos».  – Cliff Booth

Érase una vez en Hollywood en Reservoir Books

Datos de publicación:

Título: Érase una vez en Hollywood (Once upon a time in Hollywood)

Autor: Quentin Tarantino

Traductor: Javier Calvo Perales

Editorial: Reservoir Books

Año: 2021

Páginas: 400

Calificación:

Alfonso Gutiérrez Caro

"Me pregunto si las estrellas se iluminan con el fin de que, algún día, cada uno pueda encontrar la suya" (El principito)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacta con nosotros

Si quieres solicitar información, enviar libros para ser reseñados
o concertar una entrevista contacta con nosotros