Reseña de El final del affaire

5 julio, 2021
5 julio, 2021 María Belmar

El mes de los clásicos: El final del affaire, de Graham Greene

Datos publicación

TITULO: El final del affaire

AUTOR: Graham Greene

EDITORIAL: Libros de Asteroide

PÁGINAS: 320

AÑO: 2019. Originalmente 1951

TRADUCTOR: Eduardo Jordá

GÉNERO: Novela romántica

Sobre el autor

Henry Graham Greene (19041991) fue un  escritorguionista y crítico literario británico, cuya obra exploró la confusión del hombre moderno y trató asuntos política o moralmente ambiguos en un trasfondo contemporáneo. Fue galardonado con la Orden de Mérito del Reino Unido.

Greene publicó su primera novela en 1929, titulada  Historia de una cobardía. Su primer éxito auténtico fue El tren de Estambul, 1932, que le permitió dedicarse a la literatura a tiempo completo.

Varias de sus obras han sido adaptadas al cine, como El tercer hombreNuestro hombre en la Habana o El americano impasibleGreene siempre diferenció sus novelas dedicadas al entretenimiento puro de las más narrativas y llenas de filosofía, como El poder y la gloria.

Escribió muchas novelas cortas y piezas teatrales, que también, en general, fueron bien recibidas, aunque siempre se consideró a sí mismo como narrador; no desdeñó la literatura infantil y escribió también cuatro obras para niños.

Como explica en un precioso epílogo de esta editorial (Libros del Asteroide 2019) Mario Vargas Llosa, la larga y premiada carrera de Greene dio en sus seguidores la esperanza de que fuera galardonado con el Premio Nobel de Literatura, pero aunque al parecer fue seriamente considerado en 1974, nunca lo recibió; acaso su gran popularidad pudo haber jugado en contra para los más académicos, y los temas religiosos de sus novelas pudieron alienar a algunos miembros del jurado.

Sinopsis de El final del affaire

En 1946, en un Londres en el que todavía se perciben las heridas de la guerra, Maurice Bendrix se encuentra por casualidad con el diplomático Henry Miles, a quien no veía desde hacía tiempo. Henry está casado con Sarah, con quien Maurice había tenido un affaire durante la guerra. Cuando Henry le confiesa que sospecha que Sarah le es infiel, será Maurice, empujado por la curiosidad y los celos, quien decida contratar a un detective privado para averiguar la verdad.

El final del affaire es la mejor novela de Graham Greene y también una de las más autobiográficas. Su meticulosa indagación sobre las luces y sombras de una relación sentimental, sobre los mecanismos del deseo y de la fe, y sobre los estrechos vínculos entre el amor y el odio conserva hoy la misma fuerza que cuando fue publicada en 1951. 

Mi opinión sobre El final del affaire

Qué ganas tenía de leer a Graham Green. Este título era uno de mis pendientes desde hace más de un año. Creo que lo habré visto en los estantes de las librerías buscando otros libros en más de una ocasión; lo he hecho esperar sin saber exactamente por qué durante este tiempo y, ha tenido para mí ese lugar apropiado y exacto, resguardándose de ese momento preciso, como sujeto y refugiado ha estado entre el hueco de otros libros, hasta el punto de que esa tapa rosa por la editorial libros del Asteroide con la imagen de fondo de Julianne Moore y Ralph Fiennes en base a la adaptación cinematográfica (sombrero típico del personaje incluido), han hecho que al final acabara familiarizándome con esta historia como si de unos amigos se tratara, y de los que al final descubres en esta historia que nada es lo que parecía ni lo que creías sobre ellos.  

Digo esto porque no he sido quizá la única, pues el protagonista de esta historia, Maurice Bendrix, despierta de su propio letargo gracias a Graham Greene, que con una obra muy pulida nos hace pensar que nunca las cosas en el amor son como pensamos, y aquellas que damos tajantemente como obvias, aludidas a nuestro propio interés y ensimismados en crear nuestras propias versiones y perspectivas de algunos hechos, como dudas sobre la relación o sobre los sentimientos del otro, bien por falta de explicaciones, por incomprensión de sucesos, o bien por empecinarnos en razones que solo se nos inclinan a nosotros mismos, para al final acabar sacando algunas conclusiones a veces confusas y otras precipitadas, si estas a cambio nos evitan de dolor o simplemente juegan a favor de nuestro convencimiento y nuestro ego. 

Puedes leer más reseñas de María Belmar en el enlace.

De este modo el protagonista de esta novela, Bendrix, un escritor que ha publicado algunos libros, nos relata con este método y en primera persona, cómo conoció a Sarah Miles mientras indagaba y se documentaba sobre la vida de su marido, Henry Miles, un alto funcionario de pensiones, para poder crear al personaje de su siguiente novela. De esta forma acaba manteniendo una estrecha relación con ella, hasta iniciar un romance durante años, los cuales abarcan algunos durante la II guerra mundial, bajo la inocencia de su marido, por el que Brendix siente compasión y pena, y por el que al mismo tiempo siente asco y envidia por tener a la mujer de su vida, aunque denote que finalmente tienen una relación amigable. Hasta ahí se deduce en esta obra una relación pasional y amorosa, escrita desde el punto de vista de un personaje masculino, que se enfrenta a sí mismo entre el odio, los celos, el resentimiento y el dolor. Hago mención especial a la cita de este libro que utiliza el autor (ya sabéis que me gusta fijarme en las citas del comienzo de las novelas):

“en el corazón del hombre hay lugares que aún no existen, y para que puedan existir entra en ellos el dolor”.  

Pero no, Graham Greene no se limita a describirnos los detalles del romance como en cualquier historia de amor, es más, pocos son los momentos en que encontraremos a Sarah y Maurice Bendrix compartiendo ese affaire, ese romance intenso que no se encuentra en el presente sino a través de recuerdos momentáneos que, al final harán comprender al propio protagonista el enlace de todo, y cómo todo encaja y conecta para aliviar su atormentada interpretación de las cosas. Se centra así el autor en transmitirnos sobre todo dos cosas principalmente: la confusión de un hombre oprimido y abnegado por  los celos, el odio y el tedio y la envidia,  y la inseguridad constante por temer al amor de verdad cuando se tiene; las dudas y el miedo en las relaciones a no ser querido lo suficiente. De este modo la desconfianza y el juicio que deposita en ella, en Sarah, acaba siendo la desconfianza e inseguridad que deposita en sí mismo, hasta tal modo que cada vez que estaba con Sarah sufre un bloqueo en sus novelas. 

“yo no tenía ni idea de que iba a enamorarme de ella, sobre todo porque era una mujer hermosa, y las mujeres hermosas, si también son inteligentes, provocan en mí un profundo sentimiento de inferioridad”.

Así, en un amasijo de sentimientos, entre los del pasado de aquel amor de deseo, posesión y apego, y los del presente sobre sus celos, su rabia y resentimiento, que intenta reprimir o justificar con razones de auto-convencimiento, se debate el protagonista para al final, acabar entendiendo que no todo fue lo que pensó y que hay hipótesis frustradas que acaban haciendo más daño que la realidad. Y con esto se topa el protagonista y el lector. 

“Tal vez mi odio sea tan defectuoso como mi amor” 

Una novela escrita con unas ritmos precisos, delicadamente reflexionada, sencillamente escrita pero cargada de una rica proyección moral y psicológica, y que dan para considerar si a veces no entramos en una furia sin sentido simplemente por no creernos ser la parte central expuesta, el todo, de otra persona, donde las dudas enturbian las relaciones cuando quizá seamos más que lo que nosotros dudosamente creemos que somos en ellas. Y sobre todo un análisis para deliberar la interpretación confusa de los sucesos, su aclaración también, y que el tiempo nos reta tardíamente y nos demuestra que las cosas tienen su momento. 

Otro dato importante que hay que resaltar, es que para esta trama  Graham Greene, el autor, la entremezcla con otro tema de vital importancia para él en sus obras, la religión y la fe, marcando continuamente el conflicto de esto en sus personajes de tal manera que pone un punto de inflexión en ellos,  y de la que el lector va tomando conciencia poco a poco.

Os dejo un enlace de la película en español “El fin del romance” (año 1999 y dirigida por Neil Jordan) protagonizada por Julianne Moore y  Ralph Fiennes. 

, , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacta con nosotros

Si quieres solicitar información, enviar libros para ser reseñados
o concertar una entrevista contacta con nosotros