Reseña de Delparaíso

8 marzo, 2021 Víctor M. Mirete Ramallo

Reseña de Delparaíso

«Hacer del lujo algo mundano»

Título: Delparaíso

Autor: Juan del Val

Editorial: ESPASA

Año: 2021

Páginas: 311

Género: Narrativa contemporánea

Valoración:

Juan del Val

Juan del ValJuan del Val (Madrid, 1970) Ha trabajado en obras (de construcción, no de teatro), en periódicos, en revistas, en radio y en televisión. Director, productor, guionista y presentador, comenzó su andadura profesional en RNE en 1992 y desde entonces ha desempeñado su labor en TVE, A3, Telecinco, Canal 9, Onda Cero y Melodía FM.

En la actualidad es guionista y colaborador de El hormiguero.

Delparaíso es su quinta novela después de Para Ana (de tu muerto), Lo inevitable del amor, Parece mentira y Candela, con la que recibe el Premio Primavera de Novela en 2019

Sinopsis de Delparaíso

Delparaíso es un lugar seguro, vigilado las 24 horas, lujoso e inexpugnable. Sin embargo, sus muros no protegen del miedo, del amor, de la tristeza, del deseo y de la muerte. ¿Acaso tiene sentido protegerse de la vida?

Mi opinión de Delparaíso

Hacer del lujo algo mundano, mostrándonos las debilidades de quien lo sufren, con un traslúcido prisma fatigoso, incómodo, exasperante y banal. Ese el juego que propone Juan del Val en Delparaíso, novela que amablemente nos ha enviado Casa del libro para su disfrute y reseña .

‘El problema es que para vivir aquí solo es necesario tener dinero’.

Quizá ese sea el problema de este mundo, en general. Sin embargo, Juan, nos traslada esa dicotomía moral a una urbanización de lujo con setenta casas iguales, salvo por la decoración interior que cada uno de sus dueños o dueñas elije.

Algo así como una metáfora de la sociedad (al menos eso quiero imaginarme yo): Todos somos todos iguales por fuera, pero diferentes por dentro (unos con más gusto que otros, o con más posibles) pero, en definitiva, (como ya apunta brevemente la sinopsis) todos nos acabamos enfrentándonos a miedos, a tristezas, a deseos ocultos, al sexo, al matrimonio, a la muerte, a la vida…

Lo cierto es que desde la primera página se percibe ese arrebatador intento por generar sutiles dilemas éticos al lector, por enfrentarlo a la hipócrita realidad de un submundo tan hermético como inaccesible. Este libro es casi un alegato defensivo y crítica a la vez.

Quizá ninguna de las dos cosas, y solo sea una historia de gente que convive como puede con sus propias alegrías y desdichas. Pero, la habilidad del autor reside, sobre todo, en su capacidad para dotar de agilidad y voracidad algo tan rutinario y decadente como el día a día, a través de una narrativa directa, rápida, contundente.

El uso del presente, frases cortas y la forma en que el autor se dirige al lector de tu a tú le imprimen un carácter presencial, directo y televisivo, como si de una voz en off se tratase. Y es que esta novela tiene mucho de serie de enredo, de relato cómico de comunidad imposible (algo así como un Aquí no hay quien viva con mas enjundia).

Tratando de buscar un trasfondo más intimista, de alguna forma (es posiblemente una desacertada opinión personal), Juan del Val nos invita a pensar que detrás del lujo hay siempre pobreza, y que al otro lado de tanto muro protector hay un poco de vida muerta.

‘Familias a las que les va bien, porque no les va mal’.

No tengo bagaje lector de Juan del Val más allá de esta novela, pero parece de esos autores que escriben a chorro, sin pensar más que en lo que en ese preciso momento de inspiración brota de su mente. Una especie de vómito literario convertido en historias que acaban absorbiendo por su naturalidad y frescura. Algo que se hace tremendamente necesario en una obra con tanto personaje circundante.

No hay tramas complejas, no hay giros imposibles ni encrucijadas. Sencillamente hay un cristal desde el que observar la vida de los habitantes de Delparaíso, y sus salpicaduras. Quizás un portal desde donde vigilarnos 24 horas al día a nosotros mismos y a la propia sociedad, con cierta dosis de humor, apatía, rencor y cinismo. Como la vida misma.

‘Mihai siempre desayuna galletas Oreo, es lo que más le gusta de España, además de las chicas, claro está’

El trato de los personajes que adopta Juan del Val tiene ese carácter costumbrista de la narrativa contemporánea. Un retrato interior y exterior amplio pero no tedioso, en donde cada capítulo (cortos, para disfrute y celeridad de la lectura) sirve como puente para componer un mundo interior y exterior del lugar, el momento y sus gentes.

El sexo, algo que parece darse por sentado con todo lo que tenga relación con Juan del Val, está tratado con bastante realismo. No me refiero a lo explícito, sino a la normalización. En las escenas y narraciones en donde tiene que ver ese aspecto, el autor ha sabido imprimir una sensación desmitificada con la que consigue hacernos partícipes, reconociendo lo idealizado de esa temática en la mayoría de las ficciones a las que estamos acostumbrados.

En resumidas cuentas, te lo pasas bien leyendo este libro, empatizas con sus personajes y te mantienes interesado por sus pequeñas tramas como con un serial televisivo. Te ríes y te hace reflexionar sin exceder en recovecos, mientras nos va presentando un mapa social en donde la imperfección del ser humano, los prejuicios y el postureo es el telón de fondo.

‘O cuando su recto padre le pegó un puñetazo y le partió los dos labios y un diente al descubrir que escondía un revista pornográfica para hombres debajo del colchón -¡Maricón!-. Hubo un tiempo en el que creyó que merecía aquel puñetazo’.

Juan sabe acercar esas vidas a las nuestras, por lejanas que parezcan, para repelerlas y a la vez comprenderlas. Esta obra consigue, además, desde una urbanización de lujo, hacernos pensar por momentos que estamos ante una de esas novelas de dramas rurales en donde todo el mundo tiene algo por lo que callar y algo por lo que hablar.

Al fin y al cabo la historia de Delparaíso, y de la novela en general, es la suma de las historias de sus personajes. Léanla, no hay por qué no hacerlo. Letra gorda, renglones separados (como suele pasar con los autores mediáticos) que se leen rápido pese a que parezca un libro extenso por fuera y por precio.

Puedes leer más de mis reseñas en nuestra sección: Reseñas Víctor Mirete.

Novela delparaíso

 

 

, ,

Víctor M. Mirete Ramallo

Escritor murciano nacido en 1982, Autor de la “Saga de Ficción Histórica de Frédéric Poison” y cuyo lema es: «La vida no consiste en vivir de ilusiones, sino en vivir ilusionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacta con nosotros

Si quieres solicitar información, enviar libros para ser reseñados
o concertar una entrevista contacta con nosotros