La odisea del escritor

11 diciembre, 2020
Posted in BLOG
11 diciembre, 2020 Jesús Boluda del Toro

La odisea del escritor

Cuando un escritor novel acaba de terminar la redacción de su libro es cuando da comienzo la odisea: ¿cómo publicar un libro?, ¿cómo acertar con la maquetación?, ¿dónde ponerlo a la venta?, ¿cómo darlo a conocer? Un escritor lo que busca al publicar un libro es que el público en general lo lea y evitar, así, que únicamente sus amigos o familiares conozcan su trabajo.

En este artículo vamos a descubrirte en qué consiste esta particular odisea del escritor, es decir, todos los problemas más comunes con los que los nuevos autores pueden encontrarse cuando quieren dar el siguiente paso.

Los principales problemas de un escritor novel

Aunque escribir un libro ya tiene suficiente trabajo, el verdadero calvario comienza cuando ya lo tienes terminado. Y es que publicar el libro no es tarea fácil y los autores noveles suelen encontrarse con impedimentos que pueden dificultar dar el siguiente paso.

Actualmente, el sector editorial está viviendo una renovación por el auge de los ebook, pero también por las muchas posibilidades de autopublicación que existen. Aquí vamos a analizar los principales problemas con los que se suele enfrentar un escritor cuando concluye la redacción de su obra.

¿Editorial tradicional o autopublicación?

Es una de las eternas preguntas de los nuevos escritores. Si se quiere optar por una editorial tradicional, lo primero a tener en cuenta es que el camino no es fácil.

● Las editoriales de más renombre no suelen apostar por nuevas plumas, a no ser que estas hayan ganado concursos o se hayan hecho populares en redes sociales o en plataformas de escritores. Existen, también, las editoriales independientes, más pequeñas y sencillas, pero que suelen estar abiertas a nuevos autores. En estos casos, lo mejor es presentar un manuscrito cuidado, pulcro y siempre acompañar el envío con una carta de presentación.
● La autopublicación empieza a ser una herramienta cada vez más usada por los nuevos autores. Y es que te permite tener un control exhaustivo de lo que vendes y una gestión completa de todas las estrategias que quieras llevar a cabo (participar en ferias, en medios literarios, hacer sorteos, etcétera).

¿Cómo enviar un manuscrito?

Tanto si vas a presentarlo a una editorial como si vas a publicarlo, el consejo de los expertos es que lo leas y releas varias veces hasta cerciorarte de que, realmente, estás satisfecho con el resultado de tu obra. Por tanto, evita faltas de ortografía, de puntuación, frases incoherentes, repeticiones de ideas o de conceptos, etcétera.

Para una buena revisión del manuscrito lo mejor es que dejes reposar tu libro unos meses. Así, al cabo del tiempo y con la mente más fresca, podrás volver a las páginas y ver si hay algo que no funciona, algún personaje que sobra, capítulos poco concisos, etc. También es buena idea dejar que otra persona lea el libro antes de presentarlo para, así, tener más opiniones al respecto.

La maquetación de tu libro

Si optas por la autopublicación debes saber que la maquetación del libro es muy importante, muchísimo. La elección del diseño de la portada, la tipografía escogida, el tamaño de la letra, etc., son factores determinantes para el comprador de libros. Por tanto, escoge las características de maquetación más idóneas para tu obra y, así, podrás dar en el clavo con su presentación física.

Lo mejor es que acudas a un servicio profesional de maquetación para que el resultado quede lo mejor posible. Piensa que si el producto no se ve profesional, la gente no lo comprará.

Los formatos actuales de un libro: ebook o en papel

Y, por último, otro de los principales problemas con los que se afronta un escritor es a la hora de escoger el formato de su publicación: en papel o en ebook. Las editoriales suelen apostar por las dos opciones, ya que así aumentan sus posibilidades de compra. Sin embargo, un escritor novel suele escoger tan solo una de las opciones.

Lo cierto es que lo más recomendado es optar por los dos formatos, pero si no puedes (o no quieres) lo mejor es que analices tu público objetivo y veas cómo suele hacer su compra. La elección final dependerá de las preferencias del autor/a así como de la decisión de compra de sus clientes potenciales, por tanto, nada mejor que hacer un estudio de mercado para conocer su comportamiento y, a partir de ahí, tomar una decisión.

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacta con nosotros

Si quieres solicitar información, enviar libros para ser reseñados
o concertar una entrevista contacta con nosotros