Reseña de Dr Bloodmoney

1 julio, 2019
Posted in BLOG, Reseñas
1 julio, 2019 Alfonso Gutiérrez Caro

Reseña de la novela Dr Bloodmoney o Cómo nos las apañamos después de la bomba

Titulo: Dr Bloodmoney o Cómo nos las apañamos después de la bomba

Autor: Philip K. Dick

Editorial: Booket

Páginas: 271

Año: 2017 (publicación original 1965)

Género: Ciencia-ficción

Calificación: 

Sobre el autor

Philip K. Dick (Chicago 1928-Los Ángeles 1982) es uno de los más célebres y respetados escritores de ciencia-ficción del siglo XX. Probablemente el más influyente y el que mayor número de adaptaciones cinematográficas atesora (destacando obras cumbres del género como Blade Runner y otras obras notables como Desafío Total o Minority Report). En los últimos años Minotauro y Booket nos ha traído nuevas ediciones de sus viejas obras así como otras ya descatalogadas en nuestro país, como es el caso de la novela que nos ocupa.

Reseña de Dr Bloodmoney

La vida tal y como la conocían está punto de terminar. Las bombas van a arrasar Estados Unidos, no hay vueltas atrás, el apocalipsis es inminente… Siete años después del ataque nuclear, en la estación de Point Reyes, los supervivientes intentan pasar página como pueden. Allí se relacionan una serie de pintorescos personajes (entre los que encontramos a un focomelo, un hombre sin extremidades con poderes psíquicos, y una niña con un hermano imaginario que vive en su barriga) que intentan normalizar la vida tras el colapso, tratando de recuperar algo parecido a su sociedad del bienestar sin saber que tienen al enemigo más cerca de lo que creen.

Hubo un tiempo en el que solo leía a Philip K. Dick. En cosa de unos meses pasaron por mis manos varios de sus volúmenes de Cuentos y relatos cortos (de los que es un maestro) así como la mayoría de sus novelas publicadas en nuestro país: ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, Valis, Una mirada la oscuridad… y mis favoritas Ubik o Fluyan mis lágrimas, dijo el policía, entre muchas otras. Me obsesioné con su obra como él se obsesionó con una serie de temas y constantes que se repiten en sus escritos: futuros distópicos en los que la concepción de las distintas capas de la realidad juega un papel fundamental, la amenaza del apocalipsis, la religión, la autonomía de los androides, la locura…

En Dr Bloodmoney, como no podía ser de otra manera, encontramos algunas de estas características: sociedad postnuclear,  personajes paranoicos con extraños dones, múltiples puntos de vista y un mundo nuevo por arrancar… Todo aderezado con una historia que es digna hija de su época, cien por cien impregnada por la guerra fría y el miedo a la destrucción total.  Dr Bloodmoney se destapa como una crítica contra la guerra, contra la amenaza real de holocausto nuclear que planeó sobe el mundo en las décadas de los cincuenta y sesenta. Y lo hace presentando un futuro extraño, en cierto modo involucionado (no hay medios de comunicación ni transportes, las poblaciones son rurales),  en el que, por encima de todo, para bien o para mal, sigue primando la relación entre las personas.

Dick había presentado numerosas sociedades futuras, algunas afectadas por altos niveles de radiación (Blade Runner) y otras que tenían lugar en colonias en el espacio exterior (Tiempo de Marte). Aquí ahonda en un mundo postapocalíptico, poniendo el foco en los supervivientes y en su capacidad (o discapacidad) para reconstruir una sociedad devastada. Para ello Dick elabora una novela coral en la que aparecen infinidad de personajes, sin un protagonista claro, desarrollándose la trama a base de su interacción. Esto provoca ciertos momentos de caos narrativo (algo, por otra parte, muy «dickiano»), con la continua aparición de personajes nuevos, con sus particularidades (algunas de ellas realmente surrealistas) e historias cruzadas.

Dr Bloodmoney no se encuentra en el top de novelas de Philip K. Dick, pero sí que supone una interesante y estimable obra sobre el posible funcionamiento de una sociedad postapocalíptica. Incuestionablemente rara y con varios momentos que coquetean con el delirio, Dr Bloodmoney es una obra solo recomendable a los seguidores del maestro norteamericano o para aquellos que quieran adentrarse en una lectura diferente y, por qué no decirlo, bastante extravagante. Si eres neófito en el universo «dickiano» mejor empezar con sus Cuentos, Ubik o El hombre en el castillo.

Alfonso Gutiérrez Caro

Cinéfilo devorador de novela negra y de ciencia-ficción. En ocasiones junto letras. Mis últimas novelas: 'La sangre no salta' y 'Santos'.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacta con nosotros

Si quieres solicitar información, enviar libros para ser reseñados
o concertar una entrevista contacta con nosotros