Crítica de Cuando llueva en Marte

7 enero, 2018
Posted in BLOG, Reseñas
7 enero, 2018 Cristóbal Terrer Mota

Reseña de la novela Cuando llueva en Marte

Título: Cuando llueva en Marte
Autor: Rubén F. Uceda
Editorial: Atlantis
Año: 2016
Páginas: 416
Género: novela negra – ciencia ficción
Calificación:    

En un año en que la ciencia ficción vuelve a estar de rabiosa actualidad gracias a titánicas producciones como Blade Runner 2049 o la nueva entrega de Star Wars, la novela Cuando llueva en Marte de Rubén F. Uceda cayó en mis manos con la ilusión de esos pequeños regalos que no esperas.

Las series de televisión también se están asomando con frecuencia a este continuo explorar, a esa reinvención del género de ciencia ficción, que no tiene por qué ser algo trasnochado y sostenido con decorados y argumentos de cartón piedra. Mientras me adentraba en la premisa de este autor de 36 años, me venían a la mente escenas de mi admiradísima “Black Mirror” o la reciente “Los sueños eléctricos de Philip K. Dick” tan bien construida como poco conocida por el gran público.

Y es que Rubén tiene mucho de uno de los autores más importantes de ciencia ficción, el citado Philip K. Dick. En el tratamiento de sus personajes, en acercar la ciencia ficción al gran público más allá de naves espaciales que disparan rayos de todos los colores imaginables. Cuando llueva en Marte narra la historia de un misterioso asesinato que servirá de leitmotiv para presentarnos unos personajes que viven al límite, posiblemente presionados por esa sensación de asfixia (a veces de forma literal) que provoca tener que vivir en Marte, en las condiciones que imagina Rubén, y que posiblemente se asemejan mucho a lo que veremos dentro de unos años cuando el Hombre colonice el planeta rojo, esto es, la vida dentro de una burbuja artificial que encierra a toda a una nueva ciudad de 20.000 habitantes.

Atendiendo a otra serie, Marte, que el canal National Geographic estrenó después de que saliera a la luz Cuando llueva en Marte, en forma de pseudo-documental, te das cuenta que posiblemente Rubén, no vaya muy desencaminado al imaginar cómo sería la vida allí. Lo cual le otorga al autor mucho más mérito, y te das cuenta del trabajo de documentación que a buen seguro hay detrás de este libro.

Y es que la novela, a la que le venía siguiendo la pista desde hacía tiempo, es de diez por el siemple hecho de arriesgar en su premisa básica. Una novela negra de detectives, sí, pero ambientada en Marte ¿A quién se le había ocurrido algo parecido hasta ahora?

Así que Uceda tiene tanto de Philip K. Dick como puede tener de Mankell o de Jo nesbo, o de Antonio Parra por citar a alguien de mi tierra.

Todos fantaseamos y miramos al cielo para imaginarnos galaxias lejanas, planetas habitables y otras civilizaciones, pero pocos tienen los arrestos para plasmar esos mundos de ciencia ficción de una forma tan cercana y realista, arrancando en los lectores una continua expresión de ¡Podría ocurrir en un futuro! mientras se adentran en el Marte diseñado por Rubén con la sobriedad y elegancia de un arquitecto.

Aquí no estamos ante civilizaciones alienígenas, ni monstruos de colores imposibles con dialectos que recuerdan a un exabrupto continuo, estamos ante el paso lógico de la civilización humana que huye despavorida a colonizar a otro planeta, como el que abandona la escena de un crimen, tras asesinar al planeta Tierra.

Y lógicamente, en esta nueva civilización, ocurren las mismas cosas que ocurren en nuestra civilización: envidias, corrupción, y por supuesto, asesinatos.

novela cuando llueva en marte

¿De qué va Cuando llueva en Marte?

La historia de esta novela nos sitúa en el año 2170, y en un comienzo impactante, en el que un explorador llamado Thomas Ewkins, ataviado con su traje de astronauta por estar fuera de la estructura de seguridad en la que se haya enclaustrada la colonia de humanos, busca tesoros y restos de naves enviadas desde la Tierra, en uno de los desolados desiertos de Marte que todos tenemos en la cabeza. En ese momento, se topa con otro astronauta que corre hacia él de forma alarmante. Ewkins huye despavorido hasta que finalmente descubre que su perseguidor ha caído completamente muerto en mitad del desierto.

El caso que nadie quiere, ni parece importar a ningún poli es asignado a nuestro protagonista Nicklas Magnussen, un nuevo jefe de policía astuto y desubicado, que posee un ojo biónico que le ayuda en alguna de sus investigaciones y pesquisas, un ojo que le recuerda continuamente algunos de los fantasmas que guarda en el armario.

Pronto descubriremos que una de esas megacorporaciones que dominan actualmente nuestra sociedad (y esto no es ciencia ficción) llamada TerraFormación, parece estar relacionada con la víctima, concretamente Philip Lampard, que encarna a ese cacique interestelar, que recuerda al creador panóptico de la mencionada Blade Runner o de otras tantas cintas de ciencia ficción.

Sergio Guirao y la agente Roseau, acompañarán a Nicklas en este viaje de falsos culpables, en el que nada es lo que parece, al tiempo que la amenaza latente de un meteorito que se dirige hacia Marte, siembra el caos en la ya de por sí, intranquila población.

Nicklas Magnussen el alter ego de Rubén F. Uceda

Nicklas es el nuevo estilo de protagonista que tan buenos resultados está teniendo entre el público, un antihéroe, un tipo imperfecto, lleno de cargas emocionales que se halla atrapado por sus propias decisiones y por la evidente cúpula que mantiene enclaustrada a la civilización, quizá la vida en Marte no era el sueño terrícola que todos esperaban, pero sí puede ser un lugar en el que encontrar segundas oportunidades.

En definitiva un personaje cargado de matices, a cada cual más interesante, y con un carácter que pese a ser complicado, provoca que el lector empatice rápidamente con él. Marcado por su ojo biónico, un elemento que  en un principio podría suponer una tara física, pero que Nicklas sabe convertir en ventaja, pese a que para ello tenga que realizarse algunas curaciones dramáticas, al más puro estilo Elisabeth Shaw en la cabina de autocuración de la película Prometheus.

Nicklas no puede olvidar algunos buenos momentos, escasos, como los que se cuentan con los dedos de una mano, y que lo llevan al personaje de Estela, una camarera de restaurante que aspira a una vida mejor, como las miles de camareras que llegan a California buscando un papel que les abra las puertas del estrellato. Quizá el nombre no es casualidad para este personaje femenino que me gustó especialmente. Como posiblemente no sea casualidad que el magnate Philip Lampard comparta nombre con el maestro K. Dick.

Conclusión

Una novela imprescindible para los amantes de la buena novela negra, pero también para los amantes de la ciencia ficción más realista. Una novela llena de giros inesperados y dramáticos, con un reparto coral y varias historias que se cuentan en distintas líneas temporales. Encabezada por un personaje inolvidable, Nicklas Magnussen, capaz de despertar todo tipo de sensaciones pero que se echa la espalda el peso narrativo de una historia completa, sin fisuras.

Con la buena noticia de que Rubén F. Uceda acaba de lanzar un nuevo libro de relatos de ciencia ficción llamado “Relativa Oscuridad“, podemos estar tranquilos de que el género Ci-Fi gozará de buena salud en la narrativa actual, y lo hará por muchos años, quizá ése sea el sueño de Rubén o quizá Rubén sueña con ovejas eléctricas…

Puedes leer otros análisis de novelas en nuestra sección: Críticas Literarias.

Enlaces de interés de Rubén F. Uceda

Ediciones Atlantis “Cuando llueva en Marte”

Cuando llueva en marte – Amazon

“Relativa Oscuridad” – Amazon

Booktráiler de la novela Cuando llueva en Marte

 

 

,

Cristóbal Terrer Mota

Autor de la novela Cameron (Malbec Ediciones). Responsable del blog sobre series extranjeras Seriemaniac.com. Apasionado del cine, las series y la fotografía. La playa, viajar y la lectura son sus grandes pasiones.

Contacta con nosotros

Si quieres solicitar información, enviar libros para ser reseñados
o concertar una entrevista contacta con nosotros