Reseña de Los extraños de Jon Bilbao

23 enero, 2022
Posted in BLOG, Reseñas
23 enero, 2022 Cristóbal Terrer Mota

Los extraños de Jon Bilbao

Sinopsis de Los extraños

Jon y Katharina pasan el invierno en la costa cantábrica. Dos sucesos vienen a alterar la rutina de la pareja. Una noche, unas luces extrañas aparecen en el cielo. A la mañana siguiente, Markel, un primo lejano de Jon, se presenta por sorpresa en la casa. Le acompaña la atractiva y silenciosa Virginia, una suerte de asistente. La situación pronto se vuelve incómoda: los primos no recuerdan haberse visto nunca y Jon duda de que Markel sea quien dice ser.

Cuando nada es lo que parece

Inquietante novela la de Jon Bilbao, el cual sorprende al lector con su prosa sencilla, repleta de elipsis que el lector deberá ir rellenando. Desde las primeras páginas realizamos una inmersión en un clima que se enrarece por momentos.

Se nota la vocación de cuentista de Jon Bilbao. Construye una historia sencilla pero cargada de matices y segundas lecturas. Porque Bilbao nos habla en Los extraños de las desavenencias de una pareja que se encuentra en una caída en picado, como si un agujero de rutina se tragase todos sus recuerdos y sueños.

El amor de una pareja pasa por muchas fases, se debe trabajar por disfrutar cada una de ellas, siendo la estabilidad que otorga la rutina un cimiento poderoso sobre el que construir la seguridad que todos buscamos. Pero los protagonistas, Jon y Katharina, eligen el camino por el que han deambulado miles de parejas: traer a un bebé al mundo par así apuntalar una relación que se resquebraja. Desde luego, el nacimiento de un hijo pondrá patas arriba su mundo, ofreciendo más problemas que los que ya tienen, desviando la atención sobre aquello que no se quieren decir, por estar instalados en una complacencia gris y accesible.

Todo cambia cuando su pequeño ecosistema se altera por la aparición de unas extrañas luces, las cuales conllevan que el pueblo en el que habitan se llene de ufólogos y frikis de manual en busca de respuestas, que no son más que nuevos subterfugios para no plantearse la solución a sus problemas vitales. A la pareja protagonista les sucede lo mismo: ansían encontrar estímulos exteriores que les permitan obviar otros asuntos importantes.

Esta búsqueda en círculos, fútil, alcanzará su punto álgido con la visita inesperada de unos parientes lejanos. Tan lejanos que ni el propio Jon confía en su memoria para recordar alguna escena familiar junto a ellos. ¿Serán realmente parientes de Jon?

El lector se devanea tratando de averiguar si estos nuevos personajes son quiénes dicen ser, al igual que Jon. Tratamos de buscar cualquier resquicio que nos permita aparcar problemas y dudas más existenciales e importantes.

Se crea un juego de espejos en el que la joven pareja proyecta sus miedos ante la pareja visitante. La inquietud que generan los extranjeros es la de los propios nativos de la casa. Una escenografía teatral y sobria en la que sobra todo, en favor de las emociones y los sentimientos. Tan importante es lo que se dice —en esas largas conversaciones en la cocina— como lo que el lector intuye, los cuchicheos, lo que no se dice.

Un género que coquetea con la ciencia ficción, aunque desde un prisma hiperrealista. También se pueden intuir algunos ingredientes típicos del género de intriga o incluso de la autoficción, que tan bien sienta cuando se escribe con brillantez.

La novela va generando una atmósfera densa, casi irrespirable. Especialmente cuando estos parientes —cuya intención era la de permanecer un par de días en la casa— se atrincheran sin explicación en las habitaciones de la casa: llenan todo de ropa, residuos, perros enormes con muy malas pulgas, incluso adquieren un plasma de 50 pulgadas, de esos que la gente compra para sentirse como en el cine, cuando posiblemente nunca hayan ido a una sala, porque si lo hubieran hecho, sabrían que el sacro ritual de una proyección nunca podrá ser superado por una televisión.

Ese desasosiego que inunda la lectura, recuerda a la sensación amarga que experimenté viendo —en una sala de cine— la película Madre, de Darren Aronofski. Pese a ello, la novela es agradecida. Resulta ser una obra breve, en la que decides sumergirte por ese morbo innato que mueve a las personas; con un tono neutro, tan solo disipado por las escasas ocasiones en las que el narrador toma claramente partido.

Todo se precipita al final. Los acontecimientos se suceden conforme crece la desorientación, culminando en un fantástico desenlace que no contentará a los que huyen de cualquier final que exija la complicidad del lector.

Puedes leer otras de mis reseñas en: Sección Cristóbal Terrer.

Ficha técnica Los extraños

Título: Los extraños

Autor: Jon Bilbao

Editorial: Impedimenta

Año: 2021

Páginas: 144 páginas visualmente arrolladoras de estética noir

Calificación: 

, , ,

Cristóbal Terrer Mota

Autor de la novela "Cameron" (Malbec Ediciones) y del ensayo seriéfilo "De Los Soprano a Juego de tronos". Responsable del blog sobre series Seriemaniac.com. Diseñador web, locutor de radio y creador de contenido. Apasionado de la fotografía, la playa y la lectura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacta con nosotros

Si quieres solicitar información, enviar libros para ser reseñados
o concertar una entrevista contacta con nosotros