Reseña de Latidos de una nómada

5 septiembre, 2021
Posted in BLOG, Reseñas
5 septiembre, 2021 Víctor M. Mirete Ramallo

Reseña de Latidos de una nómada

Datos publicación

Titulo: Latidos de una nómada

Autora: Laura Molina

Editorial: Ediciones Libro Azul (Sueños)

Año: 2021

Páginas: 84

Género: Lírica, experiencias

La autora

Laura Molina. De signo zodiacal Virgo, alma libre, perfeccionista, vital y muy observadora. Maestra, pedagoga y aficionada al flamenco, nació en Murcia hace 43 años y sueña con seguir soñando, amando y creando.

Sinopsis

¿Qué tal si abrimos el corazón? ¿Dolor? Sí, más que las contracciones de un parto. La autora regala al lector una mirada hacia adentro en este frenesí de vida. Melancolía, plenitud, aceptación, amor, intuición, libertad e innumerables sensaciones incitan la lectura de esta obra, hecha con esmero y delicadeza, desde la verdad más absoluta y con la esperanza de rasgar algún corazón.

Mi opinión de Latidos de una nómada

El latido implica movimiento: De sangre, de pasión, de emoción…. De vida. Lo nómada conlleva movimiento: De pueblo, de fuerza… De experiencias.

Movimiento, ese es el significado que extraigo con esta lectura. Sabré que andar, sentir (como decía Manolo García) es un sencillo vaivén. Andar, sentir, vivir, amar…

Laura Molina parece aunar todo eso, a juzgar por lo que nos da a conocer su amplio mosaico de prólogos en donde sus más queridos y allegados nos adentran en la tercera persona que se convertirá en primera.

Prólogo que se ratifica en el desgarro de emociones y experiencias que sin miedo afloran como un geiser en este retrato evocador y cautivador que es Latidos de una nómada.

‘A ningún lugar siento arraigo. Y me empacho de paz al viajar, al regazo de alguna aldea. Que locura, Vida. El camino, mi hogar.’

Me encantan las acuarelas, nos proponen un viaje imaginativo que pocos artes pictóricos consiguen. Un más allá de la pintura que se traslada al alma y a la psique del observador.

Su portada, ilustrada por el artista Juan García Esteban, es la puerta adecuada para estas letras que también se presentan como una acuarela para el lector.

¿Qué tipo de obra es Latidos de una nómada? Ni prosa, ni poesía. Ni todo lo contrario, o todo ello. Está escrita desde el vientre. Se deja leer como un río. Siempre fluye, avanza y describe sus meandros, sus rápidos y sus remansos con el pincel de una autora ecléctica.

Latidos de una nómada es, en definitiva, movimiento. Miscelanea. Susurro. Grito. Un paseo que Laura se permite dar por sus experiencias, recuerdos y sentires.

‘A veces freno mi caminar, pesado y húmedo. Tomo asiento sobre el suelo para sentir la energía terrenal.’

Nos olvidamos de la prosa y la lírica para nadar en el sentimiento, en el viaje de vida que propone Laura Molina. Un recorrido agreste y sinfónico en el que podemos advertir descaro y atrevimiento por la improvisación o la modernidad, pero también un afecto y respeto a lo clásico, a lo terrenal.

Por ello, estas letras no esconden a la lectora ferviente ni tampoco a esa creadora incontinente. Al contrario. La sacan a la luz como un amanecer mágico y paciente.

Laura es todo un descubrimiento. Posiblemente para todos aquellos que acaban pasando tangencial o fundamentalmente por su vida. Pero de pronto, parece un descubrimiento literario que llega sin hacer más ruido que el de sus latidos.

Este tipo de obras pueden o no llegar a un gran y extenso público dependiendo a muchos factores que pueden o no hacerse efectivos a través de la causa o casualidad, pero sin duda, a donde lleva sin dudas esta obra es a todo aquel que la lee.

El negocio de la literatura está repleto de propios y extraños, de impositivas normas comerciales, de absoluteces indefectibles, de recovecos insondables y carambolas exitosas. Este es el mundo que nos toca afrontar. Una insaciable vorágine de acontecimientos que podemos o no controlar.

De alguna forma, Laura escribe su camino sin demasiada norma establecida. Es como esa mariposa curiosa que aletea esperando que su efecto solo modifique su mundo, sin perturbar ajeno.

‘En mi sueño serás eso, Sáhara.’

Y es que en todo ese movimiento se esconde un desierto. Un saber conocerse en soledad, un saber avanzar sin destino fijo, un saber dunear viendo como el viento borra tus pisadas atrás.

Y es que la vida es como un buen libro. Avanza con cada página que pasamos, cual pisada que damos, pudiendo volver la mira atrás para ver nuestro recorrido.

Por tanto, este libro se lee, se camina y se respira. Gracias por hacernos parte de ti, Laura, con tus letras.

Puedes comprarlo haciendo clic en el enlace: Latidos de una nómada

, , ,

Víctor M. Mirete Ramallo

Escritor murciano nacido en 1982, Autor de la “Saga de Ficción Histórica de Frédéric Poison” y cuyo lema es: «La vida no consiste en vivir de ilusiones, sino en vivir ilusionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacta con nosotros

Si quieres solicitar información, enviar libros para ser reseñados
o concertar una entrevista contacta con nosotros