Reseña de Follar y trabajar terminan en «ar»

20 septiembre, 2021
Posted in BLOG, Reseñas
20 septiembre, 2021 Jesús Boluda del Toro

Reseña de Follar y trabajar terminan en «ar»

Título: Follar y trabajar terminan en «ar»

Autor: Nicole la Nuit

Editorial: Libro Azul

Año: 2021

Páginas: 178

Género: ¿Autoayuda?

Calificación: 

 Sobre la autora

Nicole la Nuit es un pseudónimo. Española de raíces murcianas, vive en París desde hace más de veinte años junto a su pareja, una influyente mujer de la alta sociedad francesa.

Este libro recoge vivencias y anécdotas que le contaron sus clientes, sus confidentes, algunos de los cuales llegaron a convertirse en sus amigos durante el tiempo que trabajó como chica de compañía para poder costearse su carrera de Licenciada en Bellas Artes, en el Madrid de los ochenta.

Nicole ha escrito esta recopilación de historias analizando desde un punto de vista personal, pero avalado por investigaciones, estudios oficiales de organismos y universidades de prestigio, con el único motivo de ayudar, orientar o motivar a quienes lo lean al principal motivo de la vida: ser feliz.

La abejita, la reina del libro

Seguro que te habrás preguntado: ¿Por qué la imagen en todas partes del libro es la de una abeja?

El trabajo diario de una abeja melífera es visitar a todas las flores posibles para extraer el néctar. Las flores que están activas sexualmente emiten olores atractivos, que las identifican como blanco con reservas de néctar y/o de polen para los insectos. De esta forma se produce una especie de brevísimo coito donde ambos actores intercambian sus «fluidos».

Sin polinizadores, un tercio de nuestra alimentación desaparecería, y lo que es aún más grave, también lo haría parte del forraje que alimenta a los ganados que comemos. Acabaríamos desapareciendo. Algo similar nos pasaría sin sexo.

Reseña de Follar y trabajar terminan en «ar»

Cuando llegó este libro a la redacción de El quinto libro me llamó muchísimo la atención el titular secundario: «El libro con el que aprenderás a trabajar menos y follar más». Una aseveración tan contundente no deja indiferente. Así que me aventuré a leerlo, temiendo que todo fuese una buena campaña de mercadotecnia. Efectivamente, en la primera página la autora deja bien claro que «no tengo constancia de ningún método legal para hacer que trabajes menos, pero di la verdad, tú te has acercado a este libro para averiguar cómo follar más, ¿a que sí?«.

Tras el segundo croché directo a mi curiosidad, llegué a la conclusión de que, sin apenas mostrar nada, me había conquistado. Como diría Sun Tzu: «Los buenos guerreros hacen que los adversarios vengan a ellos, y de ningún modo se dejan atraer fuera de su fortaleza». Así me sentí, atraído, vencido y convencido de que pasaría un buen rato entre sus páginas.

El libro, como un buen manual que se preste, está dividido en tres grandes secciones: Singles (sigo sin entender la manía de los autores por utilizar extranjerismos, con lo amplio que es el idioma español), Como la vida misma y Parejas. Cada una de estas secciones poseen portadilla propia, con la abejita como protagonista. Y en cada sección, varios capítulos con diferentes temáticas, todos ellos también con portadilla propia y títulos de lo más variopinto:

«Tú serás muy buen albañil pero a mí no me trabajas»,

Portadilla de "Tu serás muy buen albañil, pero a mí no me trabajas"

«Si te duele la región lumbar, no es de trabajar, es de no follar»

Portadilla de "Si te duele la región lumbar, no es de trabajar, es de no follar"

«Que el último suspiro te pille follando, no trabajando»

Estas son algunas de ellas, por ejemplarizar lo peculiar de los títulos y lo bonitas que son. Pero lo más sorprendente de todo es que cada uno de los capítulos se subdividen a la vez en tres partes: Un relato, una explicación a la situación y una conclusión a modo de cierre. Algunas de estas conclusiones las verás destacadas entre las líneas de la reseña que ahora lees. No tiene desperdicio ninguna de ellas.

«Está claro que debemos darles más importancia a los preliminares, dejando volar nuestra imaginación…».

Y comencé la lectura, pero no por la sección que corresponde a mi  estado civil actual, sino al azar, jugando a señalar en el índice con los ojos cerrados y escoger así el capítulo a leer esa noche. He de reconocer que lo he disfrutado. El hecho de que sean historias diferentes e inconexas entre ellas te permite abrir el libro por la página que te plazca y comenzar la lectura por ahí. A un relatista como yo, los cuentos o relatos cortos le encantan. Si además tienen su toque humorístico, más todavía. Y con este libro he reído mucho. Los relatos son hilarantes en algunos casos, tiernos en otros, pero con todos queda un poso que te lleva a reflexionar sobre muchas de las actitudes que tenemos ya no en el sexo, sino en la vida.

Sin ir más lejos, el último de ellos es un maravilloso enaltecimiento al amor verdadero, sin límite de edad ni fisuras. Si finalmente decides leer este libro, te recomiendo que lo dejes para el final, te quedarás con un exquisito sabor de boca.

«Disfrutemos de lo que tenemos, con cirugía o sin cirugía, disfrutemos de la vida, disfrutemos follando…».

En los casos habituales de reseñas solemos hablar del escenario o escenarios del libro a tratar. En el caso que nos ocupa, esta costumbre se ve alterada, pues en cada uno de los veintitrés capítulos que lo componen, el cuadro, la coyuntura y la escena son completamente diferentes. Oscila desde la cafetería de una facultad, pasando por una residencia de ancianos o un camping en la Costa Brava. Pero apenas son unas sutiles líneas que ayudan al lector a dibujar mentalmente el lugar donde se desarrolla la historia. Otro acierto.

«Intenta disfrutar y hacer disfrutar. Como para todo en la vida, pon el máximo empeño en cada acto, y si el acto es sexual, mejor que mejor».

Si hablamos de los personajes, pues ocurre lo mismo. No existe un protagonista definido, y la fauna que discurre por las casi doscientas páginas de Follar y trabajar terminan en «ar» es merecedora de un zoo donde poder cobijarlos a todos. Con cariño, por supuesto.

«Alguien tendría que explicar que, si el sexo se inventó, fue para disfrutar y sacarle partido a la vida».

Acabo esta particular reseña parafraseando a Nicole la Nuit cuando dice: Si tienes pareja, te recomiendo encarecidamente que compartas la lectura de este libro. Es muy probable que ambos riais, disfrutéis y, quién sabe, lo mismo hasta se crea un código secreto entre vosotros para cuando a uno de los dos le apetezca hacer algo «especial». ¡Espero que lo pases genial, y que te ayude a follar más!

 

, ,

Comments (2)

  1. Lorenzo

    Excelente libro. Me he reído MUCHÍSIMO con algunas anécdotas y también, por qué no decirlo, me ha hecho reflexionar en otras. Enhorabuena a la autora y animo a que lo compre mucha gente, lo van a pasar genial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacta con nosotros

Si quieres solicitar información, enviar libros para ser reseñados
o concertar una entrevista contacta con nosotros