Reseña de Tratado de la vida elegante

26 julio, 2021 Jesús Boluda del Toro

Título: Tratado de la vida elegante

Autor: Honoré de Balzac

Editorial: Impedimenta (edición de 2011)

Traducido por: Lluís María Todó

Año del original: 1830

Páginas: 112

Género: Ensayo

Calificación: 

Sobre el autor

Honoré de Balzac nació en Tours en 1799. Hijo de un campesino ascendido a funcionario público, tuvo una infancia infeliz. Obligado por su padre, estudió leyes en París de 1818 a 1821. Sin embargo, y pese a la oposición paterna, decidió dedicarse a la escritura. Entre 1822 y 1829 vivió en la más absoluta pobreza, escribiendo teatro trágico y novelas melodramáticas que apenas tuvieron éxito. En 1825 probó fortuna como editor e impresor, pero se vio obligado a abandonar el negocio en 1828, al borde de la bancarrota y endeudado para el resto de su vida. En 1829 escribió la novela Los chuanes, la primera que lleva su nombre, basada en la vida de los campesinos bretones y su papel en la insurrección monárquica de 1799, durante la Revolución Francesa. En 1832 comenzó a mantener correspondencia con una condesa polaca, Eveline Hanska, quien prometió casarse con Balzac tras la muerte de su marido. Éste murió en 1841, pero Eveline y Balzac no se casaron hasta marzo de 1850, apenas cinco meses antes de la muerte del escritor. Trabajador infatigable, Balzac produciría cerca de noventa y cinco novelas y numerosos relatos cortos, además de obras de teatro y artículos de prensa. En 1834 concibió la idea de fundir todas sus novelas en una obra única, la Comedia Humana. Su intención era ofrecer un gran fresco de la sociedad francesa en todos sus aspectos, desde la Revolución hasta su época. La obra incluiría ciento cincuenta novelas, divididas en tres grupos principales: Estudios de costumbres, Estudios filosóficos y Estudios analíticos. El primer grupo, que abarca la mayor parte de su obra ya escrita, se subdivide a su vez en seis escenas: privadas, provinciales, parisinas, militares, políticas y campesinas. Las novelas incluyen unos dos mil personajes, los más importantes de los cuales aparecen a lo largo de toda su obra. Balzac logró completar aproximadamente dos tercios de este enorme proyecto. Entre las novelas más conocidas de la serie figuran Papá Goriot (1834), Eugenia Grandet (1833), La prima Bette (1846), La búsqueda del absoluto (1834) y Las ilusiones perdidas (1837-1843). Entre sus numerosas obras destacan, además de las ya citadas, las novelas La piel de zapa (1831), El lirio del valle (1835-1836), César Birotteau (1837), Esplendor y miseria de las cortesanas (1837-1843) y El cura de Tours (1839); los Cuentos libertinos (1832-1837); la obra de teatro Vautrin (1839); y sus célebres Cartas a la extranjera, que recogen la larga correspondencia que mantuvo desde 1832 con Eveline Hanska.

Sinopsis de la obra

El Tratado de la vida elegante, publicado por Honoré de Balzac en 1830 para inaugurar la serie «Patología de la vida social», corazón «estético» de la Comedia Humana, constituye una de las piedras angulares del dandismo literario, prefigurando e inspirando la obra de autores tan reputadamente elegantes como Barbey d’Aurevilly o Charles Baudelaire.

Rico en aforismos, anécdotas hilarantes, y cargado de un humor finísimo (el texto llega a incluir un encuentro ficticio con el príncipe de todos los dandis, el Bello Brummell, que tuvo que emigrar a Francia desde Inglaterra huyendo de sus fieros acreedores), este Tratado marca el camino que va desde el dandismo temprano de la Regencia inglesa al fecundo decadentismo artístico e intelectual de la Francia del XIX, y que desembocaría en la bohemia y en último término en Oscar Wilde.

Reseña de Tratado de la vida elegante

(Aquí puedes encontrar todas mis reseñas: Reseñas de Jesús Boluda en El quinto libro)

Otro año más, llegamos al periodo estival promocionando un mes de reseñas sobre libros clásicos, y además en esta ocasión los hemos intentado repartir por temáticas, para así entresacar una pequeña muestra de diferentes materias literarias. En mi caso, me tocó en suerte el ensayo. Un ensayo es un tipo de texto u obra en la que se analiza, se interpreta y se evalúa un tema. Automáticamente se me vino a la mente este título, que un buen amigo me recomendó hace unos años y que todavía mantenía en mi inacabable lista de lecturas pendientes.

Fui a la Biblioteca Municipal, pero allí no lo tenían. Solicitaron el único ejemplar que existe en el fondo de la Biblioteca Regional, y mientras llegaba, investigué un poco sobre el mismo. Fue un libro publicado en cinco entregas, una por cada capítulo de la obra, en un semanario francés de la época llamado La mode. Se quedó en el tintero de Balzac una sexta parte, dedicada a los cosméticos, que nunca llegó a escribir.

Este Tratado de la vida elegante fue la primera de las tres partes que configurarían una serie llamada Patología de la vida social, encuadrada dentro de los llamados Estudios Analíticos de la Comedia humana. Dicha serie se completó con la Teoría de los andares (solo el título ya provoca descaradamente la lectura) y el Tratado de los excitantes modernos.

El motivo central de la obra es el dandismo (movimiento que alude al dandi, ese hombre que se distingue por una elegancia y unos modales exquisitos) supuso una revolución social y cultural en Europa a principios del siglo XIX, y tuvo a su máximo exponente en la figura del inglés George Bryan Brummell, apodado el «Bello Brummel». Amigo inseparable del rey Jorge IV de Inglaterra, fue un mantenido durante años, hasta que perdió el favor real y tuvo que poner pies en polvorosa y huir a Francia, pues acumulaba más púas que una ferretería, para malvivir allí hasta morir en un asilo para indigentes.

Balzac, escritor prolífico, planeó una serie de estudios analíticos que reuniría bajo el nombre de Patología de la vida social, que debían estar acompañados de la Fisiología de la vida marital, Pequeñas miserias de la vida conyugal, Anatomía de los cuerpos educacionales y Monografía sobre la virtud. Estos dos últimos, así como otros pequeños ensayos sobre la materia, como Fisiología de un cigarro, Fisiología del vestir, Fisiología gastronómica o Estudio de las maneras a través del modo de colocarse los guantes se quedaron en el tintero. Una verdadera pena.

Es el momento de entrar en materia y comentar la obra en sí. Al no ser una novela al uso, es complicado hacer una reseña sin desvelar parte de su contenido. Intentaré no mostrar demasiado, para dejar que lo descubras tú cuando leas este imprescindible libro. Sí merece la pena remarcar que es un título de 1830, y como tal se debe de leer, pues es imprescindible entender tanto su tono satírico como el contexto de la época.

Tras una breve introducción donde el autor adelanta, justifica y expone brevemente el motivo del tratado, se llega al estudio como tal, dividido como hemos indicado antes, en cinco capítulos, a cual más inspirador para quien quiera llevar el dandismo a su máxima expresión.

Utilizando una prosa elegante, pues el motivo bien lo demanda, propone una serie de máximas en las que sentencia de forma rotunda qué es ser elegante, y como se debe de llegar a ello. Son axiomas que lleva a la literalidad, pues son proposiciones tan claras y evidentes (al menos a sus ojos) que se admiten sin el menor atisbo de duda. Recreo aquí algunos de ellos, para deleite de quien lea esta humilde opinión:

«No basta con haberse hecho rico o haber nacido rico para llevar una vida elegante: hay que poseer el sentido de la elegancia»

“La elegancia trabajada es a la auténtica elegancia lo que una peluca es al pelo”

«Un hombre puede ser rico, elegante se nace»

En una continua y desbordante inspiración, Balzac hace uso de una maravillosa capacidad de observación para hacer un retrato de los diferentes estamentos sociales y sus relaciones entre ellos. A través de los aforismos comentados antes, los cuales va explicando y justificando de una forma suculenta.

Y, como no podía ser de otra forma, a mitad del libro emerge la figura de Brummell, a quien elevan como el príncipe del dandismo y con quien mantiene una pequeña pero fructífera reunión.

Cuando cerré el libro, abrumado por su lectura, estuve un tiempo divagando sobre si Balzac escribió este Tratado como un trabajo filosófico o es una frivolidad tan bien escrita y desarrollada que engaña a todo el que se acerca a él. Obra maestra se mire por la parte que se mire.

Para ir acabando esta reseña, cabe resaltar la edición de Impedimenta, que proporciona un índice de referencias que ayuda a la hora de procesar la lectura del tratado.

Termino haciendo una reflexión sobre mi experiencia a la hora de leer Tratado de la vida elegante. He sido egoísta y celoso de mi intimidad. Mantengo un hábito de lectura diario, pero, cuando tengo un hueco, suelo sacar el libro que estoy leyendo en ese momento y leer, sin importarme mucho el entorno. En este caso, he ido buscando la soledad, el silencio y el clima perfecto para poder paladear cada una de las frases, disfrutar de cada aseveración sin que nada ni nadie me sacaran del momento de concentración, para empaparme y gozar de su lectura. Por algo habrá sido.

 

 

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacta con nosotros

Si quieres solicitar información, enviar libros para ser reseñados
o concertar una entrevista contacta con nosotros