Reseña de La cordura del idiota

10 agosto, 2020
Posted in BLOG, Reseñas
10 agosto, 2020 Jesús Boluda del Toro

Reseña de la novela La cordura del idiota

Título: La cordura del idiota

Autor: Marto Pariente

Editorial: Versátil

Año: 2019

Páginas: 285

Género: Novela negra

Calificación: 

 

Sobre el autor

Marto Pariente (Madrid, 1980) escritor y funcionario del Estado. Reside en Alovera, un tranquilo pueblo de Guadalajara, junto a su mujer y sus dos hijos. Reparte su tiempo libre entre su familia, su empedernida afición a la lectura y su pasión por la escritura.

La cordura del idiota (Versátil ediciones) es su segunda novela, tras su primera incursión editorial, muy bien acogida por la crítica, con Una bala para Riley.

Sinopsis de la obra

Toni Trinidad es un atípico policía de pueblo. Un tipo solitario e imperturbable, pero que se desmaya si ve una sola gota de sangre, sobre todo si es suya. Sin embargo, su tranquila existencia está a punto de cambiar: su puesto de trabajo pende de un hilo y por si esto fuera poco, su hermana Vega ―una de las pocas personas que le importan en este mundo― ha contraído una deuda que no puede pagar con un cruel narcotraficante de la zona que se hace llamar el Colmenero.

Toni Trinidad comprobará que no es fácil mantener el tipo rodeado de narcos, policías, sicarios y políticos corruptos, sobre todo, cuando las circunstancias te obligan, una y otra vez, a verte rodeado de sangre y de violentos crímenes.

Ambientada en lo más profundo de la campiña de Guadalajara, en un lugar en mitad de ninguna parte camino de los pantanos y con un elenco de personajes al más puro estilo Fargo, Marto Pariente narra, a ritmo de guion cinematográfico, una crónica sobre la soledad, la corrupción urbanística, los traumas infantiles y el amor incondicional entre hermanos.

Reseña de La cordura del idiota

Los lectores de novela negra estamos acostumbrados a unos patrones dentro de la misma donde salirse de ellos suena a temeridad, falsedad o metedura de pata. El escenario de un crimen en las primeras páginas, el detective borracho, drogadicto, putero, o todo junto; la femme fatale, y, sobre todo, un ambiente oscuro, pastoso envolviendo las escenas y que angustia al lector. Uno menciona el término «novela negra» y los lectores de su alrededor saben de qué está hablando.

En muchas ocasiones, y que me perdonen los devoradores de esta categoría literaria Antonio Parra y Francisco Marín, he preferido buscar calor en otras lecturas, hastiado del género.

Por eso, al comenzar con La cordura del idiota y conocer a Toni Trinidad, el único policía local de un pueblo manchego llamado Ascuas, y quien padece hematofobia (sí, un policía que no puede ver sangre) supe que comenzaba la lectura de una novela fuera de los cánones de los que hablaba antes.

Escrita utilizando la primera, segunda o tercera persona según a qué personaje le toca narrar, y con una prosa tan ágil como gamberra, el bueno de Marto Pariente nos deleita con un fantástico country noir, o para los que preferimos utilizar el vasto y precioso lenguaje castellano, una historia rural con tintes negros. Bien podría estar ubicada en algún pueblo sureño de los Estados Unidos como las 1280 almas de Jim Thompson, pero no, la trama discurre por la campiña gualadajareña, que aparece como telón de fondo para utilizar la corrupción urbanística, elemento extraño este al estar localizada en España (disculpen ustedes la ironía, fruto de reseñar mientras el mercurio coquetea con el cuarenta y dos del termómetro) como uno de los motivos centrales de la historia.

Capítulos cortos, que aportan e imprimen ritmo a la lectura. Sin alardes descriptivos innecesarios. Al meollo, sin zarandajas ni verborrea destinada al aumento del número de palabras solo por cumplir con los cánones del grosor en los libros. En estos derroteros el tamaño también importa y, como ya sabes, lo bueno si breve… premio para el escribiente.

Marto nos propone un elenco de personajes donde es, a partes iguales, difícil identificar a uno de ellos como el protagonista de la novela, pero a su vez, fáciles de reconocer gracias a unos perfiles magníficamente marcados. Mención especial se merece el gran Colmenero, con su equipo compuesto por tenistas e incluso una cupletista (ya me entenderás cuando la leas).

En definitiva, una maravilla literaria que me devolvió las ganas de leer sobre asesinatos, investigaciones y ajetreo policial, gracias al soplo de aire fresco que aporta a un género tan amado como encasillado.

Hay días, acciones o momentos en los que, sin saberlo, la suerte cae de tu lado. Cuando decidimos en El quinto libro ocupar el mes de agosto reseñando a los finalistas de Cartagena Negra de este año, y me tocó La cordura del idiota, ese día tuve suerte.

 

, ,

Comments (3)

  1. Una gran novela la de Marto Pariente. No puede uno dejar de comparar sus personajes con los de Jim Thompson. Ya cuando leí «Una bala para Riley» supe que estaba ante un autor que prometía. Se ve que es de los que cumplen sus promesas. A la espera de la tercera me tiene.
    Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacta con nosotros

Si quieres solicitar información, enviar libros para ser reseñados
o concertar una entrevista contacta con nosotros